Los transgresores chicos de Icon 1000 han querido rendir un homenaje a la primera Ninja, la Kawasaki GPZ900R que fue la precursora de la guerra que desde 1984 se libra en el segmento de las Superbike.

 

Kawawaski GPZ900R «Old Ghost» by Icon 1000Ella fue la primera, la Ninja original. La Kawasaki GPZ900R  debutó en 1984 y marcaría el primer disparo en la gran guerra de las Superbikes. Y aunque sigue siendo un bien preciado en su hogar ancestral, en occidente hace tiempo que estas motos fueron olvidadas. Pero por suerte, el equipo de Icon 1000 tiene un paladar exquisito para tales manjares asiáticos y han dado una nueva vida a una deportiva histórica que merece ser venerada.

Kawawaski GPZ900R «Old Ghost» by Icon 1000Los años 80 fueron crueles con cualquier moto deportiva que no pudo hacer grandes mejoras año tras años y en 1986 la GPZ tenía unos colmillos que ya resultaban demasiado largos. Fue sustituida por las nuevas Gixxer –Suzuki GSX-R– y las Honda CBR; la Kawasaki GPZ900R pronto desaparecía de las primeras páginas. Aunque el gran público se ha olvidado de ella, este viejo fantasma seguirá por mucho tiempo paseando por los oscuros pasillos de nuestro de Slabtown ante las generaciones venideras.

Sus carenados modificados, el faro independiente y un depósito de llenado rápido dieron a la Kawasaki GPZ900R la sofisticación de una moto de carreras de resistencia. Un kit Wiseco para ganar cilindrada, filtos K&N, radiador de aceite firmado por Earls y un tubo de escape Racefit, fueron los elementos con los que se potenció esta japonesa. Cuenta con un basculante reforzado Roaring Toyz y un amortiguador Ohlins TTX para lograr un excelente comportamiento del tren trasero, mientras que para detener a esta bestia se utilizaron sendos discos de freno EBC y neumáticos de gran balón firmados por Avon.

Si quieres más información sobre la espectacular Kawawaski GPZ900R «Old Ghost» creada por Icon 1000, puedes visitar su página web.

Deja una respuesta

Volver a la home