El fisco italiano le reclama casi 18 millones de euros

El pasado 15 de septiembre arrancó el juicio contra Max Biaggi por una presunta evasión de impuestos después de que el fisco italiano le reclamase 17.852.261,95 €, acusándole de «actos fraudulentos consistentes en el establecimiento de su residencia en Montecarlo».



Las rencillas entre Max Biaggi y el fisco italiano no son nuevas, ni mucho menos. El pasado 8 de octubre de 2015 os informábamos de los problemas del piloto romano con la Fiscalía de su país, que le reclamaba la notable cantidad de 17.852.261,95 €. Ya a esas alturas se programó el juicio para el 15 de septiembre del presente año, y el proceso dio comienzo el pasado jueves en Roma.

En el juicio, el fisco acusaba al tetracampeón de 250cc y bicampeón de Superbike de «actos fraudulentos consistentes en el establecimiento de su residencia en Montecarlo». Las autoridades fiscales italianas también alegan irregularidades en la explotación de los derechos de imagen del piloto italiano, derivadas de contratos de patrocinio a través de empresas con sedes en Londres, Montecarlo y Madrid.

La defensa del piloto italiano expone mediante una amplia documentación y con una notable lista de testigos que Biaggi lleva al menos dos décadas residiendo en Mónaco, una versión que no concuerda con la de los demandantes -Equitalia y la Agencia de Ingresos-, quienes argumentan que Biaggi trasladó la residencia a Mónaco cuando arrancó la investigación. El juicio ha sido pospuesto para el 28 de marzo de 2017.