A los 22 años, el murciano cuelga el mono después de media vida compitiendo

Después de cinco temporadas en el Mundial de Moto3, donde tenía asegurada su continuidad con el RBA BOÉ Racing Team para 2018, Juanfran Guevara ha decidido anunciar su retirada de la competición alegando «motivos económicos, y principalmente personales».



El Mundial de Moto3 no contará con Juanfran Guevara en la parrilla de 2018. El piloto murciano, que llevaba cinco temporadas en el paddock mundialista, ha tomado la decisión irrevocable de retirarse de la competición después de 11 años dedicándose al motociclismo. El anuncio llega por sorpresa, puesto que el de Lorca tenía asegurada su continuidad con el RBA BOÉ Racing Team para la próxima temporada después de haber completado en este 2017 su mejor curso en el Campeonato del Mundo de Moto3.

Guevara, subcampeón de Europa de Moto3 en 2012 y ganador de una carrera en el CEV ese mismo año, subió al año siguiente al Mundial. Militó en 2013 en las filas del CIP Moto3, antes de disputar las dos siguientes temporadas con el Aspar Team. En 2016 fichó por el RBA BOÉ Racing Team, estructura con la que consiguió este año su primer podio en Mugello. Junto a ellos, con Gabriel Rodrigo como compañero, había logrado un excelente clima de trabajo y los pronósticos eran muy positivos para 2018, pero el murciano ha decidido poner punto y final a su trayectoria, «una decisión muy dura, y meditada», alegando «motivos económicos, y principalmente personales». Juanfran, que compaginaba las carreras con los estudios de ADE en la UCAM de Murcia, enfocará su vida a ello tras aparcar su actividad como piloto.

A continuación, reproducimos las declaraciones de Juanfran Guevara en el comunicado en el que ha anunciado su retirada.

Comunicado oficial sobre la retirada de Juanfran Guevara


«Ha sido una decisión muy dura, y meditada, que he tomado con ayuda, en primer lugar, de mi familia, de toda la directiva del Club de Fans y de los principales patrocinadores que me han apoyado a lo largo de todos estos años. Mi pasión por el mundo del motociclismo no ha cambiado en absoluto, pero diferentes motivos económicos, y principalmente personales, han dado pie a tomar esta decisión irrevocable.

He decidido enfocar mi carrera al mundo empresarial, estudios que he estado compaginando todos estos años mientras competía en el mundial de Motociclismo. Ha llegado un punto en el que creo que de esta forma voy a poder crecer más como persona y dedicar, además, más tiempo a diferentes proyectos que llevo desarrollando durante los últimos años y que hasta ahora no he podido defender como se merecen.

Todo el que esté o haya estado en este mundo, conoce todo lo que hay que sacrificar para poder dar el 100% en los circuitos. Quiero dedicar más tiempo a mi familia y volver a recuperar, en cierta forma, amigos y personas que he descuidado.

Quiero agradecer al equipo RBA-BOÉ Racing Team su comprensión y desearle mucha suerte en sus próximas temporadas en el mundial de Motociclismo. Gracias por el apoyo y por confiar en mi durante estos años.

También dar las gracias a TeaMMurcia por estar a mi lado desde el primer momento y velar por mi management desde los inicios hasta hoy. Gracias a todos los patrocinadores que han apostado por mí desde que comencé mi carrera como piloto en el campeonato regional de la Región de Murcia, acumulando más de 40 podios en campeonatos nacionales, logrando el subcampeonato de Europa y llevando mi nombre por los diferentes continentes a través del mundial de motociclismo, llegando a cumplir un sueño como es el de subir a un podio de MotoGP.

Por último, y para mí lo más importante, sois todos aquellos aficionados que habéis lucido el 58 por todos los circuitos en símbolo de apoyo. El Club de Fan será parte de mí durante toda mi vida. Vosotros habéis sido el motivo por el que más vueltas le he dado a este asunto. Nunca habrá suficientes palabras para agradeceros todo.

Cierro una etapa de mi vida de la que me llevo multitud de momentos, y sobretodo, gente maravillosa a la que nunca olvidaré. A todos vosotros, a mis padres y a Miguel, GRACIAS».