La estructura campeona este año en el British Superbike sube al Campeonato del Mundo con Josh Brookes y Karel Abraham como pilotos, contando con el apoyo de BMW y dejando atras, por tanto, su relación con Yamaha.

El equipo Milwaukee, campeón del BSB 2015 con Josh Brookes y la Yamaha R1M, dará el salto al Mundial de Superbike el próximo año. Pero contra todo pronóstico no lo hará con la marca de los diapasones, sino con BMW. Al igual que el equipo Althea, en el que ha recalado Jordi Torres, Milwaukee contará con el apoyo de BMW Motorrad para proporcionar sendas S 1000 RR a sus dos pilotos, Josh Brookes y Karel Abraham.

Brookes regresa al Mundial de Superbike nueve años después y lo hace con energías renovadas tras la excelente temporada que le ha llevado a la cima del British Superbike. Ahora tendrá que adaptarse a una nueva montura después de mostrarse casi imbatible con la Yamaha R1M en el certamen británico.

Por su parte, Karel Abraham deja atrás 11 temporadas en el Mundial de MotoGP -2 en 125cc, 3 en 250cc, 1 en Moto2 y 5 en MotoGP- para embarcarse en esta nueva aventura en SBK. Pese a su dilatada trayectoria en el Mundial de Velocidad, el checo la cierra con un escaso bagaje de sólo una victoria -Valencia 2010 en Moto2- y otro podio -Japón 2010 en Moto2-.

Te puede interesar

Deja un comentario