El australiano correrá la primera carrera subido a una Yamaha R1

Josh Brookes correrá como piloto invitado en la primera carrera del campeonato de Superbike en el circuito australiano de Phillip Island. El piloto australiano correrá en casa con la estructura ER Motorsports, una iniciativa en la que la colaboración del propio Brookes está siendo esencial y que le permitirá alinearse en la parrilla con la Yamaha R1 con la que ganó el British Superbike en 2015.



Josh Brookes reaparecerá en el mundial de Superbike. Será en la primera cita del campeonato, a celebrar los próximos 24, 25 y 26 de febrero en el circuito de Phillip Island, Australia. El campeón del British Superbike en 2015 competirá en su cita de casa subido a la moto con la que ganó el nacional británico, la Yamaha R1 del equipo Milwaukee Yamaha.

¿Qué podría hacer en Superbike con la misma moto que gané el British?, es la pregunta que ronda la cabeza del piloto australiano y que ha motivado su reaparición en el mundial de Superbike después de haber anunciado su vuelta al certamen británico hace unos días, también con una Yamaha R1 dentro del Anvil Hire Yamaha. Para su incursión como wild-card en Phillip Island, Brookes se cobijará en el box del ER Motorsport, y lo hará con la R1 exacta con la que ganó el British en 2015 tras haberla adquirido de manos del expiloto Tommy Hill, que previamente había comprado la moto al equipo Milwaukee.