Prado seguirá con KTM hasta 2023

KTM y Jorge Prado renuevan una vez más, afianzando su vinculación hasta 2023. En el caso de ganar el Mundial de MX2 por segunda temporada consecutiva, el piloto español subirá automáticamente a MXGP.


Nada más ganar el Mundial de 65cc allá por 2011, con sólo 10 años, Jorge Prado recibió la llamada de KTM para convertirse en piloto oficial de la marca austriaca. Los de Mattighofen vieron algo especial en el español y no quisieron desaprovechar la oportunidad de convertirle en la joya de la corona en su proyecto de formación de jóvenes promesas.

Desde entonces, Prado ha estado siempre ligado a KTM como piloto oficial y juntos no han dejado de cosechar éxitos como el Campeonato de Europa de MX125 en 2015 y, sobre todo, el Mundial de MX2 en 2018, título que terminó de encumbrar a Prado como uno de los mayores talentos del panorama internacional.

Allá por 2015, KTM renovó al piloto de Lugo por cinco temporadas más y no ha esperado ni siquiera a que llegue el año en el que se cumplía ese contrato para volver a renovarlo. Este miércoles se ha anunciado que Prado seguirá siendo piloto KTM hasta 2023 y que, además, su futuro próximo pasa por subir a la categoría reina, MXGP. Eso lo hará automáticamente si vuelve a ser Campeón del Mundo de MX2 esta temporada, ya que el reglamento recoge desde 2017 que todo piloto que gane dos títulos en la categoría de plata, está obligado a saltar a MXGP.

El #61 va muy encaminado hacia su segunda corona de MX2, ya que lidera el Mundial con 44 puntos de ventaja después de haberse impuesto en todas las rondas en las que ha participado esta temporada (se perdió Gran Bretaña por lesión). Su dominio es abrumador, ya que ha vencido 17 de las 18 mangas en las que ha tomado parte.

La duda en el caso del futuro de Prado estaba en saber si continuaba dentro del Mundial, dando el salto a MXGP, o si ponía rumbo a Estados Unidos para competir allí, ya que el jovencísimo piloto gallego ha manifestado en varias ocasiones que le gustaría probar suerte en el AMA. Sin embargo, ya en la entrevista que concedió a MOTORBIKE MAGAZINE antes de empezar la temporada deslizó que su futuro estaba más encaminado a MXGP: «El paso a correr en Estados Unidos no lo tengo nada claro aún. Todavía tengo mucho por mejorar y por eso quiero mejorar aquí en Europa. Pero tampoco descarto la opción de ir a correr allí, así que a lo mejor en un futuro me puedo ver corriendo en Estados Unidos».

Así pues, todo apunta a que el próximo año veremos a Prado en la categoría reina compitiendo contra los Herlings, Cairoli, Gajser, Febvre y compañía. El piloto español se mostraba satisfecho y agradecido por cerrar su renovación con KTM para las próximas cuatro temporadas: «KTM me ha apoyado desde que empecé a competir y desde que gané mi primer Mundial en 65cc. Me ofrecieron una gran oportunidad para estar en MXGP, porque si gano este año tendré que pilotar una 450 y ha sido muy fácil llegar a un acuerdo. Estoy muy feliz por quedarme otros cuatro años y las dos partes estamos encantadas. Desde que fiché por este equipo y empecé a trabajar con Claudio De Carli realmente sentí que era mi sitio para estar y aprender. Tiene un montón de experiencia y estoy seguro de que haré un buen paso a las 450cc. Tengo a un gran equipo detrás de mí y es difícil encontrar un sitio mejor que donde estoy ahora mismo».