Ambos pueden ser campeones el domingo

El motociclismo español puede vivir dos momentos históricos este domingo de la mano de Jorge Prado y Ana Carrasco, que tienen la oportunidad de proclamarse Campeones del Mundo de MX2 y Supersport 300, respectivamente. Sus carreras comenzaran con un margen de 35 minutos.


El domingo, 30 de septiembre de 2018, puede convertirse en un día histórico para el motociclismo español. El Mundial de MX2 y Supersport 300 llegarán a su fin en Imola y Magny-Cours, respectivamente, y tanto Jorge Prado como Ana Carrasco afrontan la última cita de la temporada como líderes en sus respectivos campeonatos.

Ambos pueden hacer historia: Prado porque sería el primer español que gana un título mundial en una de las dos categorías más prestigiosas del motocross -Carlos Campano fue campeón de MX3 en 2010- y Carrasco porque puede convertirse en la primera mujer que consigue ganar un Mundial de velocidad de la FIM.

A sus 17 años, Prado desembarca en Imola con clarísimas opciones para llevarse la corona de MX2. El gallego acumula 11 victorias en las 19 citas que se han disputado en lo que va de temporada, y el doblete de Assen unido a los malos resultados de Jonass fue un golpe encima de la mesa que dejó el campeonato prácticamente visto para sentencia.

Prado tiene 46 puntos de ventaja con sólo 50 en juego, por lo que le valdría sumar cinco puntos en la primera manga de Imola para asegurarse matemáticamente el campeonato en el caso de que Jonass venciese esa manga, ya que en un hipotético -y poco probable- empate a puntos, el campeonato se decidiría por el número de mangas ganadas, dato en el que está empatado con el piloto letón. Es decir, con un 16º puesto en esa carrera sería campeón. La carrera que podría llevar a la gloria a Jorge Prado empezará a las 13:15h. y se podrá seguir en España por medio de Eurosport 2. En el caso de no poder rematar la faena en la primera manga, podrá hacerlo en la segunda a partir de las 16:10h.

35 minutos antes de que dé comienzo la primera carrera de MX2, llegará el turno de Ana Carrasco en Magny Cours. La murciana cuenta con su segunda bola de partido para proclamarse Campeona del Mundo de Supersport 300, un título que no pudo rematar en Portimao. El décimo puesto que logró allí Ana dejó el certamen más abierto de cara a la última carrera del año, a la que la piloto española llegará con 10 puntos de ventaja sobre Scott Deroue, 18 sobre Mika Pérez y 22 sobre Luca Grundwald. Son los cuatro pilotos que tienen opciones matemáticas de título.

Carrasco, líder del campeonato desde que logró en Imola su primer triunfo de la temporada, es quien mejor lo tiene para certificar la corona. Le bastaría con acabar en el podio en el caso de que gane Deroue, y si no lo consigue el holandés ya entrarían en juego una serie de combinaciones de resultados. En caso de empate a puntos, ahora mismo Ana parte con ventaja porque lleva dos victorias y Deroue sólo tiene una. La carrera en la que Ana puede ser campeona dará comienzo a las 12:40h. y se podrá ver por Teledeporte.

No hay que olvidar a Mika Pérez


Pese a que Ana Carrasco llega líder y tiene por delante de conseguir un hito histórico para el motociclismo femenino y el motociclismo español, no hay que olvidar que hay otro piloto español con opciones de título. Mika Pérez llega tercero del campeonato a 18 puntos de Carrasco, por lo que aún entra en las quinielas para poder llevarse la corona de Supersport 300 y relevar en el palmarés a otro español como Marc García.

En el caso de Pérez las cuentas son más complicadas porque tiene a dos pilotos por delante y tendría que recortar 19 puntos a Carrasco con sólo 25 en juego. El piloto de Altea no ha ganado ninguna carrera aún en lo que va de temporada, por lo que en caso de empate a puntos con Carrasco tendría las de perder.