Se cumplen 40 años de su debut en competición

Coincidiendo con el 40 aniversario de sus inicios en la competición, Alzira, pueblo natal de Jorge Martínez “Aspar”, le rindió homenaje al cuatro veces Campeón del Mundo.


Cuatro décadas se cumplen este mes desde que Jorge Martínez “Aspar” arrancó su andadura en el mundo de la competición. El expiloto valenciano cuajó una extraordinaria trayectoria que alcanzó su punto álgido entre los años 1986 y 1988, temporadas en las que alternando presencia en las categorías de 80cc y 125cc, encadenó nada menos que cuatro títulos mundiales.

El de Alzira sumó 37 victorias y un total de 61 podios en los Grandes Premios, unos números que hablan por sí solos y que también tuvieron continuidad posteriormente como mánager, ya que su equipo cuenta en su haber con otros cuatro títulos mundiales de 125cc con Álvaro Bautista -2006-, Gabor Talmacsi -2007-, Julián Simón -2009- y Nico Terol -2011-, además del Mundial Júnior de Moto3 que logró Raúl Fernández en 2018 y los títulos CRT de Aleix Espargaró en 2012 y 2013.

Que Jorge Martínez “Aspar” es un icono de la historia del motociclismo español es algo que está fuera de toda duda, y por ello en su localidad natal, Alzira, quisieron rendirle homenaje el pasado domingo con motivo de ese 40 aniversario desde que comenzó en la competición.

El propio “Aspar” encabezó una caravana motera que recorrió las calles de Alzira y en la que estuvo acompañado, entre otros, por sus cuatro pilotos para la temporada 2019: Albert Arenas y Raúl Fernández en Moto3, y Xavi Cardelús y Jake Dixon en Moto2. Adrián Campos le regaló le regaló al tetracampeón una Bultaco Streaker de 1979, moto con la que “Aspar” debutó en la competición.

A modo de exposición, en el homenaje no faltaron muchas de las motos, monos y cascos con los que “Aspar” compitió a lo largo de su carrera deportiva, ni tampoco algunas de las motos más representativas de su equipo, el actual Ángel Nieto Team. «Este mes se cumplen 40 años de mi primera carrera y es muy bonito echar la vista atrás y poder recordar dónde empecé, en pueblos como Alzira, Guadassuar, Cullera o Xàtiva. Es bonito mirar atrás y ver todo lo que hemos conseguido, repasar mi carrera desde la Streaker de 1979 hasta la Aprilia de 1997. Pero sin duda me quedo con la Derbi de 1986, con la que gané mi primer título», destacó el gran protagonista de la emotiva jornada en Alzira.