«Cuando los he visto, he dicho: “Hay que ganar, es un buen golpe sobre la mesa”»

Jorge Martín repasa su primera victoria dominical de la temporada, con la que se sitúa como nuevo líder de MotoGP con una amplia ventaja tras la caída de Bagnaia y Márquez.


Después de ceder en el que parecía su coto privado de los sábados, Jorge Martín dio un golpe encima de la mesa en la jornada dominical de Portimao para llevarse su primera victoria en carrera larga desde el GP de Tailandia de 2023.

El piloto del Prima Pramac Racing dominó de principio a fin y le salió todo de cara: no sólo acertó él, sino que fallaron dos de sus grandes rivales, Pecco Bagnaia y Marc Márquez, que acabaron por los suelos tras un toque a cuatro vueltas del final.

Martín sale de Portimao como líder con 18 puntos de ventaja sobre Binder, 21 respecto a Enea Bastianini y 23 sobre Pecco Bagnaia. Aun así, asegura que no es algo que le preocupe en este momento tan temprano de la temporada: «Me da igual a estas alturas. Es importante tener el liderato, porque es muy difícil conseguirlo. Hay que disfrutar de estos días, pero no sé qué va a pasar. Así que a intentar darlo todo y mejorar cada día», respondía a MOTORBIKE MAGAZINE.

Martín expone que el campeonato ha empezado «variadito entre las fábricas europeas. Es una pista muy complicada, el piloto hace más la diferencia que en otras. Durante el año, todo volverá a su estabilidad. Pecco era fuerte hoy para ganar. Ayer hizo un fallo, pero podría haber ganado también. Al final, los rivales fuertes estarán. Hoy han fallado dos de los más importantes. Quién sabe qué pasará».

Este era su balance de la victoria ante los medios españoles que nos encontramos en Portimao: «Era un poco lo que tocaba, volver a ganar el domingo. Tenía un poco de dudas, porque últimamente voy muy rápido los sábados, pero el domingo desde Tailandia del año pasado no ganaba. Hoy he podido conseguir una victoria muy madura en una pista donde casi lo pierdo todo después de romperme nueve huesos en 2021 y llegar a pensar en dejarlo. Estar hoy aquí en el primer puesto me sabe increíble, pero sobre todo me sabe bien ese ritmo, esa madurez de vuelta a vuelta, sabiendo gestionar esa distancia sin pasarme porque luego podrían haber venido caídas. Creo que ha sido crucial y por eso estoy muy feliz».

Jorge Martín festeja su victoria en Portimao

Foto: Michelin

Pese a la presión de Viñales y Bastianini durante toda la carrera, cree que su principal rival en una carrera de estas circunstancias era él mismo: «Ha sido una guerra con ellos, pero yo sabía que estando delante era más conmigo mismo. El ir mejorando sector a sector, mejorando media décima o incluso menos cada vuelta, siendo muy constante. Mientras tuviese esas tres o cuatro décimas, era algo conmigo mismo. Si bajaba de ahí, entonces sí tenía que apretar. Ha sido una carrera muy constante y manteniendo esa distancia de siete décimas sabía que podía llegar hasta el final».

Y considera fundamental para su victoria haberse puesto primero en la salida: «Para mí, sí. Ayer podía haberlo sido, pero tuve un susto con Miller. Hoy, al estar primero, he dicho: “Ahora guarda un poco e intenta gastar la goma limpia”. Sufro mucho cuando atacamos en la goma desde el principio. Luego lo pagas a las cuatro o cinco vueltas, entonces he decidido en esa vuelta estar tranquilo, pero manteniendo esas décimas con Maverick, que venía apretando también».

Sorprendentemente, el vigente subcampeón y actual líder de MotoGP cree que en este inicio de año su punto débil están siendo el que antes era el fuerte: las carreras al sprint: «Ahora mismo es donde peor estamos. Tanto en clasificación como en domingos estáis viendo que somos muy competitivos, pero en la sprint sufrimos mucho de chattering (vibraciones) por apretar mucho. Tenemos que ver cómo compensar eso de alguna forma».

«Ayer me pasó Marc en la curva 5, pero yo decidí no contraatacar»


Sobre la primera polémica de la temporada con esa caída entre Marc Márquez y Pecco Bagnaia le han preguntado su opinión al ganador de este domingo. Esto decía: «Es difícil. En un momento así, a pocas vueltas para el final, siempre intentas contraatacar cuando ves que el piloto que te adelanta va largo. Ayer Marc me pasó ahí, yo decidí no contraatacar y salimos ilesos, pero hoy tuvieron una caída. Cuando lo he visto sí que me he bloqueado un poco porque he dicho: “Tengo que acabar sí o sí”. Además, faltaba muy poco, pero tenía a 0.7 a los otros y he dicho: “Hay que ganar, es un buen golpe sobre la mesa”. También ha sido muy importante para mí a nivel mental».

«He pensado que con hacer segundo me valía, pero luego tenía que ir a por ello. Llevaba 22 vueltas liderando y tenía que rematar el trabajo», añadía sobre su reacción tras la caída de Bagnaia y Márquez.

Y sobre el otro gran protagonista del día, Pedro Acosta, hablaba así del primer podio del murciano: «Me recuerda mucho a mi situación en mi año de rookie: hice la pole y podio en mi segunda carrera. Mismo resultado. Increíble. Creo que se esperaba un poco, pero está haciendo un trabajo muy bueno porque el nivel que hay ahora en MotoGP es muy alto», respondía a MOTORBIKE MAGAZINE.