Todos los productos de Jorge Lorenzo al mejor precio

Motorbike Store, tienda oficial de nuestra revista

Jorge Lorenzo analiza cómo se presenta MotoGP 2018 y el mercado de fichajes

Con su segundo curso como piloto de Ducati ya en el horizonte, Jorge Lorenzo habló sobre sus opciones para 2018, se mostró confiado y también analizó la situación del mercado de fichajes. Confía en conseguir los resultados que propicien que su valor de mercado se acerque al que tenía antes de fichar por Ducati. 


La segunda temporada de Jorge Lorenzo en Ducati será uno de los grandes alicientes de MotoGP 2018. Después de una adaptación más difícil de lo previsto, el balear sólo pudo ser séptimo en el campeonato y cerró su peor temporada en MotoGP, la primera sin victorias, mientras que su compañero Andrea Dovizioso peleó por el título hasta la última carrera. No obstante, la evolución del #99 fue incesante y en el tramo final de temporada demostró ser uno de los aspirantes más firmes a las victorias, por lo que la progresión invita a pensar que en 2018 pueda luchar por los triunfos y que su nombre suene de nuevo para las quinielas por el título.

El pentacampeón del mundo confía en que la evolución siga este año: «Tengo más experiencia que nunca como piloto y también como piloto de Ducati después de un año. Entiendo más la moto, he hecho un proceso lento pero siempre constante para acercarme a lo que creo que necesita la moto para ser rápido. En las últimas carreras, como se vio, estuve luchando siempre más o menos por estar entre los cinco primeros». Vuelve a asegurar que no siente la obsesión de ganar su primera carrera con Ducati: «En Malasia estuve cerca de ganar la carrera, en Aragón lideré la carrera durante muchas vueltas y en Valencia, antes de caer, estaba alcanzando a Pedrosa y Zarco, pero la victoria no llegó. No tiene que ser una obsesión, la obsesión tiene que ser llegar a ofrecer la mejor versión de siempre de Jorge Lorenzo. Si a eso le unimos tener una gran moto que seguro que tendremos este año, pienso que tenemos muchas opciones de ganar muchas carreras. Ganar el Mundial depende de muchos factores y uno de ellos es la suerte; si no hay suerte o hay mucha mala suerte, es posible que aunque seas el más rápido no ganes el Mundial. Pero está claro que cuanto más rápido seas respecto a los rivales, más opciones hay», confirmó Jorge tras la presentación de Ducati.

Pese a que el 2017 fue su primer año en blanco en MotoGP, sin victorias y sólo tres podios, asegura que el desafío del nuevo curso que arrancará en marzo lo afronta «con absoluta tranquilidad, en el sentido de que yo me veo mejor piloto que el año pasado, y mucho mejor piloto que hace 10 años, cuando en la tercera carrera logré mi primera victoria en MotoGP. La victoria no llegó por muchos motivos, uno de ellos que cambié de moto y la adaptación fue más difícil de lo que esperábamos. Pilotando como pilotaba con la Yamaha, no podía hacer los mismos resultados, y tuve que cambiar completamente mi estilo de pilotaje para adaptarme a lo que quería la moto. Ducati ha hecho todo lo posible para hacer esta adaptación lo mejor posible, pero por falta de tiempo no se ha podido hacer un cambio radical, que pienso que será muy grande esta temporada y esto hará que el binomio Lorenzo-Ducati será mucho más competitivo. Cuánto, no lo sé, pero será mucho más competitivo».

Uno de los temas principales del año será el mercado de fichajes de cara a 2019, puesto que todos los pilotos de fábrica finalizan contrato este curso y tanto el apartado de renovaciones como el de cambios de equipo promete ser bastante movido. «Será muy divertido saber qué sucederá para todos, también para mí», dice Lorenzo al respecto.

Después de que subiera el caché de Andrea Dovizioso tras su subcampeonato y las seis victorias de 2017, Ducati tendrá que hacer frente a una situación algo más delicada, puesto que el salario de Lorenzo es el más elevado de la parrilla -12 millones de euros por temporada- y obliga a la marca italiana a hacer ‘encaje de bolillos’. El piloto español cree que su valor de mercado ha bajado tras 2017, pero confía en que por resultados pueda recuperarlo: «Está claro que el valor de los pilotos va variando en función de los resultados, de lo que haces en la última carrera, de lo que haces en la última temporada. Aunque soy tres veces Campeón del Mundo de MotoGP y que aparte del último Mundial siempre he luchado entre los tres primeros, es cierto que mi última temporada no ha sido buena. Pero mi valor se mantiene un poco más estable que el de un piloto que no ha sido Campeón del Mundo y pienso que este año con los resultados que creo que podemos hacer, puede volver un poco al valor que tenía antes de 2017».

El mallorquín justifica que los honorarios que firmó con Ducati cuando negociaron el contrato para 2017 son merecidos: «Cuando firmé el contrato tenía cinco títulos mundiales, más de 60 victorias, 44 de ellas en MotoGP, un montón de poles, peleé durante nueve años por el título… Me gané ese contrato. Tu valor es el mismo de tu última carrera, pero mi última carrera acabó en una caída, así que no es muy alto y mi última temporada no fue buena». Sobre el mercado, remata que su objetivo es seguir vestido de rojo y cumplir el desafío que se propuso: «Mi prioridad es estar en Ducati para acabar lo que he empezado y tratar de ganar el título; si es posible seguir en Ducati, estaré muy contento».

Por último, Lorenzo destaca que no siente urgencia por conseguir la primera victoria y por pelear por el título y que, aunque la presión sea alta dada la gran apuesta de Ducati, él es quien más presión se pone: «Como siempre he repetido, estoy aquí por pasión y para conseguir un desafío que me marqué en su día. Evidentemente, la confianza que tiene Ducati en mí y lo que ha apostado, da un estímulo y una presión importante, pero la presión más fuerte me la pongo yo mismo y soy el primero que siempre quiere ofrecer los mejores resultados. El equipo y la moto están preparados para ganar el Mundial, como demostró el año pasado Dovizioso con seis victorias. Sigue faltando encontrar una moto que vaya bien en las 18 carreras del año -serán 19 en 2018-, pero tengo mucha confianza en el equipo para que lo podamos encontrar este año. Cuando sea así, será cuestión de ir muy rápido, más que los demás. Ganar carreras y luchar por los demás vendrá en consecuencia de hacer un buen trabajo».