Pese a su superioridad en la tabla de tiempos, Jorge Lorenzo no acababa del todo satisfecho en los test de Qatar por no poder usar el neumático blando delantero en su simulacro de carrera. El balear ha sido el más rápido en la última jornada, con más de medio segundo sobre Redding.

El piloto del Movistar Yamaha ha podido montar un neumático blando delantero en su mejor vuelta, pero no aí en el simulacro de carrera que ha hecho después, porque aparecían ampollas en esa especificación del compuesto delantero: «Hoy nos hemos centrado en probar ambos neumáticos, de delante y de detrás. Sabíamos que para hacer una vuelta rápida teníamos que guardar un neumático blando que, desafortunadamente, de momento no nos iba bien para hacer la simulación de carrera, porque en el lado derecho aparecía graining (burbujas), que también les ha aparecido a varios pilotos», decía Jorge al respecto.

Ante tantas dudas, Michelin se plantea fabricar una combinación del 34 y el 36 -las dos especificaciones del neumático delantero- para el Gran Premio, que se disputará dentro de dos semanas: «Tras hablar con Michelin, están pensando en traer una combinación; un neumático intermedio entre el 34 y el otro, y a ver si para Gran Premio podemos utilizar éste en vez del 34, que ningún piloto lo usa porque no pueden ir rápido con él. Así que no he tenido más remedio que hacer el simulacro con ese neumático y no ha estado tan mal para ser un compuesto con el que pierdes entre medio segundo y seis décimas». Por tanto, Jorge espera que el nuevo neumático que pretende llevar la marca francesa al Gran Premio sea más efectivo: «Espero que con el neumático que traiga Michelin seamos aún más competitivos»


Te puede interesar