El piloto del Movistar Yamaha ha terminado en la tercera plaza la segunda jornada de los ensayos de Qatar. Su balance no era tan positivo como en el primer día, pero ha podido extraer una buena lectura de un día de mucho trabajo sobre la pista de Losail.

Jorge Lorenzo sigue a un gran nivel en Qatar. El balear, que lideró la primera jornada, ha sido tercero este jueves, pero a sólo 99 milésimas del registro con el que Viñales ha encabezado la jornada. Lo más destacado para el vigente campeón de MotoGP ha sido su ritmo, aspecto en el que se ha mostrado como el hombre más fuerte.

Contenido relacionado
Test Qatar 2016: Lorenzo, el más fuerte en cuanto a ritmo en el segundo día

El piloto español asumía haber tenido ciertas dificultades a lo largo de la jornada, pero terminaba el día satisfecho con el trabajo realizado en pista y, sobre todo, con el ritmo mostrado en su simulacro más largo: «Ha sido un poco más difícil para nosotros ir igual de rápido que ayer porque la pista parecía un poco más resbaladiza. Hemos probado muchas cosas para ajustar la electrónica y los neumáticos y, pese a que no hemos hecho grandes avances, seguimos entre los tres primeros y eso es bueno. También he hecho simulacros más largos para entender el comportamiento de la moto después de varias vueltas, así que estoy satisfecho porque he podido mantener un ritmo alto durante más vueltas que ayer».


Te puede interesar