«Miedo a una moto nunca he tenido», reafirma Lorenzo

Lorenzo concedió una amplia entrevista al 'Diario AS' a través de Instagram en la que, entre otras cosas, reafirmó que de momento no está en sus planes volver, aunque sigue sin cerrar la puerta a ello: «Si la pregunta es si me veo capaz todavía con 32 años de luchar por el Mundial, diría que sí. ¿Si quiero hacerlo? Digo que no», expresó. 


Jorge Lorenzo continúa confinado en Dubái. Hace más de un mes que el inicio de la cuarentena le pilló en el emirato, de donde todavía no ha podido salir. Se encuentra alojado en un hotel hasta que esta situación termine.

El mallorquín concedió una interesante entrevista al Diario AS por medio de su canal de Instagram, en la que casi durante una hora estuvo respondiendo a las preguntas tanto de Mela Chércoles como de los usuarios que interactuaron con él en directo.

Lorenzo tenía previsto regresar a la acción en Montmeló como wild-card, pero el GP de Cataluña ha sido una de las citas aplazadas (aún sin nueva fecha) por la crisis del coronavirus. El pentacampeón iba a aprovechar su nuevo rol como probador de Yamaha para participar en el Gran Premio y también en la posterior jornada de test del lunes, pero el aplazamiento ha provocado que esa posibilidad quede en el aire. Eso sí, no descarta elegir otra cita para correr si finalmente hay carreras esta temporada: «Se ha cancelado o pospuesto la carrera de Montmeló. Esperemos que aplazado, pero podría ser que cancelado si no se disputa ninguna carrera este año, porque eso puede ser una posibilidad, aunque esperemos todos que no. Si se hacen carreras, podría ser que Yamaha y yo nos planteáramos hacer un wild card en otra carrera».

El balear volvió a reafirmar que, al contrario de lo que comentó Márquez, no tuvo miedo a la Honda (y a ninguna otra moto) en ningún momento de su carrera: «Es más falta de confianza en determinados momentos de mi carrera por alguna caída fuerte, y eso te hace ir con más precaución, pero de eso a tener miedo... Miedo le tengo a un toro si se me pone delante o a alguien que vaya armado, y quizás hasta de que me coja el coronavirus, pero miedo a una moto nunca he tenido. Sí que tenía falta de confianza a la Honda 2019 porque no la entendía con mi estilo de pilotaje natural. Incluso modificando alguna cosa, cada vez que forzaba e intentaba ir un paso más allá, se me cerraba de delante y no entendía el por qué».

Sobre un hipotético regreso a la competición, Lorenzo sigue sin cerrar las puertas a esa posibilidad, pero mantiene sus porcentajes sobre su decisión de retirarse: «Siempre he predicado que no se puede decir 'de este agua no beberé', así que diré que en este momento estoy muy lejos de que se me pase por la cabeza y de que ocurra. Sigo en el 98% con el no y un 2% sí. Ni yo he movido un pie para que eso ocurra ni las fábricas han hecho lo propio por contactarme. Estoy muy bien así y en principio quiero seguir con este estilo de vida».

Eso sí, responde con claridad a los que piensan que volvería a estar arriba con una Yamaha: «Yo también lo creo. Estoy en una etapa de mi vida, con 32 años, en la que mi físico me permitiría estar muy fuerte encima de una moto y no hubiese perdido ni reflejos ni rapidez encima de una moto, ya fuera en una Yamaha o también en una Ducati. Quizás la Yamaha es una moto más natural para mí, pero con la Ducati fui al final muy, muy rápido. Hasta la caída de Aragón era el más rápido y el que más carreras había ganado en las últimas cinco. Si la pregunta es si me veo capaz todavía con 32 años de luchar por el Mundial, diría que sí. ¿Si quiero hacerlo? Digo que no. Si me dices, ¿con qué marca me gustaría volver? Con Yamaha, al cien por cien. ¿Con qué marca podría ir rápido? Con la Yamaha y con la Ducati», expresó el #99 en su entrevista con 'As'.

Respecto a la posibilidad de que su excompañero de equipo y actual compañero de marca, Valentino Rossi, pudiese luchar por el décimo título esta temporada, Lorenzo no lo descarta: «Podría ser, en el sentido de que la edad relativamente es un número, si te mantienes fuerte. Él tiene la suerte de que conoce muchísimo la Yamaha y es una moto que no exige un físico de súper atleta. Es una moto que, al contrario de la Honda o la Ducati, que exigen un cansancio bestial desde la primera hasta la última curva. La Yamaha hay que pilotarla preciso y eso te permite ahorrar mucha energía. A Valentino se le nota un pelín la edad, como a todos, pero el año pasado estuvo a punto de ganar una carrera. Está en la mejor moto para conseguirlo».

De hecho, cree que Valentino continuará más allá de 2020, teniendo en cuenta las posibilidades que existen este año de que no haya campeonato: «Yo creo que seguirá. Seguirá por el hecho de que quizás no hagamos carreras este año. No hablo con él desde el test de Sepang, pero si no hay carreras este año no creo que se retire así. No sé en lo que piensa. Sé que quiere verlo y comprobarlo en las primeras carreras del año, pero al no verlas igual piensa que no se puede ir sin haber visto qué pasaba», zanjaba Lorenzo.

Deja un comentario

Volver a la home