Jorge Lorenzo no sabe si podrá correr el domingo

Después de la caída de Aragón, en la que se dislocó el dedo gordo del pie y se fracturó el segundo metatarsiano, Jorge Lorenzo llega mermado físicamente al GP de Tailandia. El piloto de Ducati ha sido declarado ‘apto’ para correr en Buriram y se probará mañana en el FP1, aunque no sabe si podrá correr el domingo. Sobre el incidente en la salida, Lorenzo mantiene la postura que defendía en MotorLand.


Jorge Lorenzo llega a Buriram con muchas dudas. El piloto mallorquín no se encuentra totalmente recuperado de la lesión que se produjo en Aragón tras su caída en la curva 1 y todavía no tiene claro si podrá correr el domingo. El de Ducati aún sigue yendo en muletas y tiene dolor en los dos dedos del pie lesionados, pero hasta que no se pruebe en los primeros entrenamientos libres no sabrá cuánto condiciona esta lesión su pilotaje.

El balear analizaba en el micrófono de Movistar MotoGP cómo se encuentra: «He estado mejor, pero podría estar mucho peor. Hay que ser positivos. Va a ser muy complicado pilotar bien y estar con buenas sensaciones encima de la moto, porque se apoya mucho a la hora de tomar las curvas en el estribo de la moto. No sé si me ayudará el hecho de que haya pocas curvas a izquierda o al haber tantas a derecha será peor. Sólo lo sabré mañana por la mañana al subirme a la moto. Lo que está claro es que correré el FP1 y ahí sacaré conclusiones sobre si seguir o posponer mi regreso hasta Japón».

Pese a que no sabe si podrá correr el domingo, los médicos le han dado el ‘apto’ este jueves para poder participar en Tailandia. Lorenzo ha trabajado en una rehabilitación exprés para tratar de llegar en las mejores condiciones posibles y además su marca de equipamiento, Alpinestars, le ha traído una nueva bota que aún no sabe si utilizará: «Me gustaría correr aquí y he hecho todo lo posible para acelerar al máximo esta recuperación. He estado todo el día con bolsas de hielo y con dos o tres máquinas que aceleran este tipo de lesiones, más no he podido hacer. Por su parte, Alpinestars ha traído una bota un poco más grande y un botín interior también más grande, que no sé si me servirá porque las antiguas, al estar usadas, son más flexibles y entran mejor. Creo que será mejor utilizar las antiguas. Supongo que me harán algún vendaje con alguna protección blanda para evitar más dolor en la zona en la que realmente me duele. Vamos a ver cómo me encuentro».

El incidente en la salida de Aragón trajo ríos de tinta, ya que Lorenzo culpó a Marc Márquez de su caída después de la fuerte frenada del piloto de Honda, que entró colado en la curva 1. El de Ducati se fue a la zona sucia y salió volando por encima de su Desmosedici al abrir gas. Casi dos semanas después, ya con la situación más calmada tras la llamada de Márquez, Lorenzo expone que su opinión no ha cambiado respecto a lo que dijo en Aragón: «Como comenté en Twitter, Márquez hizo esa llamada preocupándose por mi estado, cosa que le honra. No era mi intención sacar el tema porque ya es agua pasada y ya expliqué lo que pensaba después de la carrera, pero todos me están preguntando por eso y tengo que dar mi opinión. Después de unos días pasados y en frío sigo pensando lo mismo, creo que era evitable. Tenía que haber terminado la carrera y estar aquí al 100%, y si no es así creo que es por esa frenada, que para mí es irresponsable e imprudente por parte de Márquez».

(Foto: David Gomez)

«Si podría haber evitado la caída… Difícil. Mucha gente cree que ha sido por abrir gas demasiado, y en realidad en la telemetría se ve que uso el freno trasero para evitar salirme de la pista. Estoy pagando por eso; pagué en Aragón y pago aquí, y es duro, porque no puedo entrenar y no puedo estar al 100% en todos los sentidos. Espero que en el futuro se pague lo menos posible este tipo de acciones. Pero ya digo, es agua pasada y no sirve de nada remover el pasado. En una situación difícil como la que tengo, vamos a intentar sacar el máximo en el supuesto caso de que pueda correr el domingo», terminaba Lorenzo en su intervención ante el micrófono de Movistar MotoGP.