«Tengo el trabajo perfecto ahora mismo», dice Lorenzo sobre su rol como probador de Yamaha

Jorge Lorenzo respondió a las opiniones de Marc Márquez y Pol Espargaró sobre su retirada en una interesante entrevista con Catalunya Radio.


Jorge Lorenzo sigue "atrapado" en Dubái en pleno confinamiento mundial por la crisis del coronavirus. La expansión de la pandemia pilló al mallorquín en el emirato, donde estaba realizando una serie de vídeos y retos con el youtuber colombiano Mario Ruiz. Lorenzo no ha podido regresar a su residencia de Lugano (Suiza), por lo que permanece en un hotel de Dubái desde hace prácticamente un mes a la espera de que la situación mejore y pueda volver a casa.

En este tiempo, el pentacampeón del mundo ha concedido varias entrevistas tanto por videollamada como por teléfono, además de realizar varios directos en Instagram. En esta red social ha lanzado también un reto, el #JLgetfitchallenge, con el que anima a la gente a mantenerse en forma durante este parón por la cuarentena siguiendo su ejemplo, ya que él también está entrenando a diario en el hotel (cuenta con una bicicleta estática y va mostrando sus progresos.

En una interesante entrevista con el programa Tot gira de Catalunya Radio, Lorenzo habló sobre la situación actual y sobre temas de actualidad referentes a la competición, ya que hace un mes anunció que disputaría como wild-card con Yamaha el GP de Cataluña. Respecto a la crisis del coronavirus, el balear expone que «estamos en una situación que nos pilla totalmente como nuevo, a nosotros, a nuestros padres y a nuestros abuelos, porque nadie ha vivido una cosa así, tan bestia, de quedarnos en casa y que cierren todas las tiendas, los restaurantes... Es algo increíble, que si nos lo hubiesen dicho hace medio año o un año, no nos lo hubiésemos creído. Pero está sucediendo, no es un sueño. Cuando hay tantas víctimas, el deporte queda en plano secundario y se hace muy bien en posponer todos los eventos deportivos. En nuestro caso, MotoGP».

La expansión del Covid-19 y la situación tan incierta que está provocando a nivel mundial ha obligado a aplazar y cancelar grandes eventos deportivos. En el caso de MotoGP, el campeonato aún no ha arrancado en la categoría reina, donde ya se han aplazado los Grandes Premios de Tailandia (octubre), Las Américas (noviembre), Argentina (noviembre) y Jerez (sin nueva fecha aún). Se espera que no sean los únicos cambios. Y es que a día de hoy peligran también Le Mans y Mugello, programadas en mayo, e incluso es una incógnita saber qué pasará con el GP de Cataluña (7 de junio), en el que Lorenzo iba a volver como wild-card: «Es una pena, porque me hacía ilusión por participar en Montmeló. Todavía es posible. De momento el de Jerez se ha aplazado, que es la primera prueba en España, pero podría ser que Montmeló se realizase si todo va mejor de lo que se espera».

En estos últimos días también se ha hablado sobre el posible regreso de Lorenzo a la competición de forma permanente. El balear sostiene en todo momento que su decisión es definitiva «al 98%», pero no cierra del todo la puerta a un posible retorno y en entrevistas recientes llegó a manifestar que Petronas Yamaha «es un puesto interesante» y que «con la moto adecuada podría seguir luchando por carreras y títulos». En Catalunya Radio volvió a hablar sobre esta posibilidad: «Yo siempre he dicho que la decisión fue definitiva. Nunca puedes decir 'de este agua no beberé', pero me retiré con la idea de dejarlo para siempre. Ya tenía 32 años, llevaba desde los 15 como profesional, y por suerte he tenido mucho éxito y he ganado muchas cosas. Otros pilotos no han tenido esa suerte. Seguir sería para repetir, aunque si no puedo conseguir algo más importante que ser Campeón del Mundo de MotoGP, lo hice tres veces. Gané muchas carreras, muchos títulos, muchos podios, pero también me hice mucho daño. Tuve muchas lesiones», comenta.

Eso sí, el #99 mantiene que ahora mismo se encuentra en una situación perfecta, relajado fuera de la competición y, al mismo tiempo, teniendo la posibilidad de sentirse piloto en su rol como probador de Yamaha: «Económicamente he tenido también la suerte de, hasta ahora, saber gestionar bien mi patrimonio. Entonces, ahora mismo me apetece más dedicarme a otras cosas al 50% y disfrutar de la vida al 50%, y ser bueno también en otras cosas. Pero además tengo la suerte de poder llevar una MotoGP 14 o 16 días al año, coger lo bueno de esta profesión y quitar un poco lo malo de ella. Tengo el trabajo perfecto ahora mismo, yo creo».

Pilotos como Marc Márquez y Pol Espargaró opinaron recientemente sobre la retirada de Lorenzo y su posterior regreso como probador de Yamaha. Márquez, excompañero, dijo que «si es capaz de subirse a otra moto y hacer un wild-card, miedo al deporte no tiene». Espargaró, por su parte, comentó en DAZN que «la retirada de Lorenzo fue una excusa para no continuar con Honda». El tricampeón de MotoGP respondió a sendas opiniones: «Opiniones hay muchas y hay que respetar lo que uno piensa. Si en este caso Pol piensa eso y lo dice con respeto, se respeta. Yo creo que en el caso de que me apeteciese volver a competir, no me faltarían ofertas. Pero de momento no es el caso y de momento estoy muy bien así», zanjó.

Deja un comentario

Volver a la home