Jorge Lorenzo estuvo en  ‘Mi casa es la tuya’

El programa televisivo ‘Mi casa es la tuya’ sacó a relucir el lado más personal de Jorge Lorenzo. El piloto de Ducati habló sobre muchos temas; entre ellos, elogió el carisma y la personalidad de Valentino Rossi, con quien ha mantenido una gran rivalidad desde que se cruzaron sus caminos en MotoGP.



Jorge Lorenzo fue el protagonista de la última edición del programa televisivo ‘Mi casa es la tuya’, concediendo una larga entrevista en la que repasó junto a Bertín Osborne toda su trayectoria y habló sobre su faceta profesional y también sobre la personal. El piloto mallorquín se mostró tal y como es: sincero y directo, sin esquivar ninguna cuestión y hablando de todo con total transparencia.

El #99 habló sobre Max Biaggi como uno de sus ídolos y también dejó una interesante reflexión sobre Valentino Rossi, admitiendo que siente admiración por el piloto italiano pese a la gran rivalidad que siempre han mantenido en MotoGP. Esto dijo cuando fue preguntado por quién cree que es el mejor piloto de todos los tiempos: «Esa es una palabra muy grande, ha habido muchos. Yo admiraba mucho a Max Biaggi, me gustaba mucho cómo levantaba la rueda y era un piloto muy espectacular cuando corría en 250cc. Pero a pesar de que no me llevo muy bien con Rossi, es un piloto que por su carisma y su manera de ser, ha aportado mucho al motociclismo. No porque él quisiera, porque al final lo hacía por él, para ganar. Pero al final hizo que el motociclismo fuera un deporte más popular y todos nos hemos beneficiado en los últimos años. Le admiro mucho e intento aprender de él».

El pentacampeón mundial admite que de pequeño tenía ‘mal perder’, pero destaca algunos de los aspectos en los que ha ido mejorando con el paso de los años: «He aprendido a apreciar al rival y a aprender de él, no sentir esa envidia que puedes sentir, y decir “ole sus narices por la carrera que ha hecho” y pensar qué puedo aprender de él para sacar algo de sus cualidades».

Sobre su etapa como piloto, desvela que con el paso del tiempo ha ido alargando sus ganas de seguir compitiendo: «Yo me veía con 27 años ya retirado, pero tengo 30 y sigo ahí. Yo quería retirarme pronto, pero van pasando los años, vas firmando contratos y cada vez me gusta más», dice. De hecho, cree que si todo sigue como hasta ahora, aún le queda cuerda: «Creo que la gasolina más importante es la mental, estar motivado e ilusionado. Si tienes la ilusión, el cuerpo va detrás. Aquí es importante el físico por el tema de las lesiones, porque con lesiones no puedes seguir. Si me respetan las lesiones y tengo esa ilusión que tengo ahora, podré seguir mucho tiempo, por talento y por cualidades en la moto».

Mostrando su lado más personal, el balear añade que no se arrepiente de nada y que no da demasiadas vueltas a sus errores: «Todos hemos cometido tantos errores que es mejor no pensar mucho y olvidarlos. Aprender de ellos cuando lo cometes, durante media hora, y después olvidarlos. Una vida sin errores es imposible, así que no me arrepiento de nada de lo que he hecho».

Al cierre del programa, Osborne le plantea hacer una nueva entrevista más adelante, pero junto a Pedrosa -con quien previamente deja claro que ha mejorado mucho su relación y que, pese a no ser amigos, casi lo son- y Rossi: «Me gustaría, seguro que aprenderíamos muchas cosas. A las personas hay que conocerlas, no hay que juzgarlas antes de pasar tiempo con ellas. No he pasado mucho tiempo ni con Rossi ni con Pedrosa, pero seguro que son dos buenos tipos».

Siguiente
Anterior

Cargando artículo