Lorenzo responde a las palabras de Crutchlow y Miller, y habla sobre la dura lesión que todavía arrastra

Después de las últimas declaraciones de Cal Crutchlow y algún dardo lanzado también por Jack Miller, Jorge Lorenzo ha sido preguntado por ello y ha respondido a sendas declaraciones. «Creo que tengo poco que demostrar ya en este mundo», asegura al respecto.

Sobre su estado físico, Lorenzo asegura que se encuentra ante la lesión más dura de su trayectoria y que su misión será la de acabar la carrera de mañana, sea en la posición que sea. Saldrá penúltimo y sigue bastante mermado físicamente por una lesión que cree que le llevará aún varias carreras para recuperarse.

El piloto del Repsol Honda ha dejado interesantes reflexiones en su comparecencia de este sábado en Silverstone.


Sobre las últimas declaraciones de Crutchlow («Ningún piloto de MotoGP quiere quedarse en su casa, salvo que se llame Jorge Lorenzo») y Miller, que preguntó con ironía que cuándo volvería de sus vacaciones de las Maldivas para resolver los rumores de futuro: «Son opiniones, que mientras no falten el respeto directamente o no insulten, hay que respetar. Creo que tengo poco que demostrar ya en este mundo; mi velocidad, los resultados que he conseguido y, sobre todo, mi profesionalidad, que siempre he demostrado. El único piloto de la historia que ha corrido con la clavícula recién operada, fui yo y sólo por eso se tiene que respetar mi profesionalidad. Y no sólo por ese ejemplo, sino también por otros similares. Ese fue el más destacado, pero he tenido así bastantes».

Objetivo para Silverstone, acabar la carrera: «Esa es la misión. Sabe a muy poco, pero es lo que toca ahora mismo. Ya digo, estoy a casi un segundo que Syahrin, que es el piloto más lento antes que yo, y para conseguir ir un segundo más rápido me la tengo que jugar muchísimo ahora mismo para una vuelta, así que imagínate para toda la carrera. Entonces, el riesgo no vale la pena. Con el cuerpo como lo tengo ahora, por mi condición física, es lo que me está permitiendo hacer. Ese 2:01.5 a una vuelta y supongo que ese ritmo de 2:03 medio o 2:03 alto que podré hacer en carrera, pero no mucho más».

Recuperación lenta y que requerirá de más tiempo: «Es una lesión muy complicada, quizá la de más difícil curación de toda mi carrera. Cuando te rompes una clavícula, te ponen un clavo y yo he llegado a hacer poles en 250cc con la clavícula rota 10 o 12 días antes. Más o menos me sentía bien. Pero esto es la columna, son dos vértebras y como dije el jueves, una persona está como tres meses para una curación total y luego sí que tienes unas pequeñas molestias, que a algunos les duran toda la vida. Es una lesión que depende mucho de cada uno, pero que en principio son tres meses. Llevo dos, pero si lo miramos con positividad, en Aragón estaré mucho mejor y cuando llegue la gira asiática estaré bien».

Temor a una caída que afecte aún más su lesión: «Estoy aquí para tratar de hacer el fin de semana y para tratar de acabar la carrera. En mis condiciones, es muy difícil terminar la carrera. Será una carrera larga y muy dura, pero esa será mi misión. Veremos si puedo hacerlo. No puedo frenar al límite, porque mi condición no me permite frenar muy fuerte. Cuando te subes a una MotoGP, siempre existe un riesgo, así que mi prioridad es no tener una caída».

Cómo afecta psicológicamente la lesión y estar en posiciones tan atrasadas: «No se acaba el mundo, ¿no? Somos relativamente jóvenes en este mundo, en esta vida. Hemos conseguido mucho. Me gustaría conseguir mucho también en Honda, pero no se acaba el mundo con esta lesión y, dentro de lo que cabe, hemos tenido suerte para estar sanos en el futuro y hay que mirar hacia delante con positividad, el máximo que te deje la situación».