Jorge Lorenzo cree que Márquez y él son capaces de marcar la diferencia en MotoGP

Tras el abandono de Qatar, Jorge Lorenzo quiere pasar página en Termas de Río Hondo, donde tratará de luchar por el podio. El balear habló ayer sobre el mercado de fichajes, sobre cómo afronta esta segunda carrera del año y apuntó que Márquez y él son los pilotos que pueden marcar la diferencia en MotoGP cuando se sienten cómodos sobre la moto.


Jorge Lorenzo sólo tiene un objetivo en mente: ser competitivo con la Ducati. El piloto balear ha dejado claro que se está preparando físicamente al máximo y que está poniendo todo de su parte para mejorar los resultados con la montura italiana, a la que aún no ha terminado de adaptarse para estar al mismo nivel que su compañero de box.

Sin embargo, Lorenzo es optimista y cree ciegamente en sus posibilidades. Es pentacampeón del mundo, tres veces en la categoría reina; los números le consolidan como uno de los referentes de la categoría reina y él se considera así: «Hay dos pilotos que pueden marcar la diferencia cuando están bien sobre la moto, y yo soy uno de ellos», comentó el piloto español en los micrófonos de Sky. El #99 destaca que él y Márquez son los pilotos que más marcan la diferencia en MotoGP si se encuentran cómodos sobre su moto: «Hay muchos pilotos que pueden ganar carreras, pero no todo el mundo puede ganar 12 como hizo Márquez o acabar quinto con la clavícula rota como hice yo. Pero para conseguirlo tengo que encontrarme bien con la moto y espero que estoy suceda subido a una Ducati», añade.

El balear no está preocupado por las dificultades que se han presentado en el tramo inicial del año y se muestra fuerte de mentalidad para revertir la situación: «Todo el mundo tiene problemas, lo importante es la mentalidad con la que se afronten». Sobre la Ducati, una moto muy diferente a la Yamaha que pilotó en sus primeros nueve años en MotoGP, tiene claro que aún tiene que cogerla el punto. En el apartado físico está trabajando sin descanso para recoger los frutos: «La moto es especial, tienes que entenderla bien, conducirla de forma anti-lógica. Pero estoy trabajando duro, físicamente he mejorado, he ganado músculo, los resultados llegarán. Si se trabaja llegan, eso seguro. Tenemos que ver si ese progreso llegará en este GP de Argentina o más adelante».

Lorenzo no descarta nada para este fin de semana en Termas de Río Hondo: «Si es posible intentaremos subir al podio, o si es posible ganar la carrera. Puede pasar de todo en MotoGP».

Respecto al comunicado de Brembo, en el que la marca italiana asumía su culpa en el problema del sistema de frenos que obligó a Lorenzo a tirarse de la moto en Qatar, el piloto de Ducati valoró esa nota de prensa: «Estoy contento por el comunicado en el que Brembo ha aclarado el problema que hubo en Qatar. Aprecio que hayan asumido la responsabilidad y ahora toca pasar página».

Por último, pese a que aún no ha renovado con Ducati y a que se prevé que no serán unas negociaciones sencillas -tendrán que ser a la baja-, reafirmó que la situación del mercado de fichajes ahora mismo no es una preocupación para él: «No pienso en ello, no me importa lo que se diga al respecto, estoy centrado en mí mismo, en el trabajo que tengo que hacer para mejorar. Me siento fuerte y motivado para hacerlo bien».