Fue operado en Barcelona, es duda para el GP de Malasia

Jorge Lorenzo pasó por el quirófano para ser intervenido de la lesión en la muñeca izquierda que se produjo en Tailandia y que le hizo perderse las carreras de Buriram y Motegi. Será baja este fin de semana en Australia, aunque podría reaparecer en Malasia.


Pese a que en un primer momento no estaba prevista una operación, el empeoramiento de la lesión de Jorge Lorenzo en el radio ha requerido que finalmente el piloto mallorquín haya tenido que pasar por el quirófano.

El de Ducati fue intervenido ayer por el Dr. Xavier Mir en la Clínica Quirón Dexeus de Barcelona de una ruptura de la vertiente dorsal del ligamento escafolunar izquierdo, tal y como ha especificado la nota de prensa en la que se ha informado sobre la operación del pentacampeón del mundo.

La lesión en la muñeca izquierda se la produjo en una escalofriante caída durante la segunda sesión de libres del GP de Tailandia, debida a un fallo técnico en su Ducati. El mallorquín se perdió la cita de Buriram y tampoco llegó recuperado a Motegi, donde un escáner reveló que la lesión era más grave de lo previsto. Pese a que Lorenzo se subió a la Ducati en el FP1 del GP de Japón, no dio ni una vuelta y se retiró también de esta cita.

Se descartó su presencia para el GP de Australia y voló a Barcelona, donde finalmente ha sido operado. En la intervención se le practicó una artroscopia de muñeca para reparar el ligamento con sutura por calor, y se le colocó plasma rico en plaquetas.

Ha recibido el alta hospitalaria este miércoles, volviendo a Lugano (Suiza), su lugar de residencia. Este fin de semana será reemplazado por Álvaro Bautista en Phillip Island, pero la presencia del #99 no está descartada para el GP de Malasia de la semana siguiente. Según sea la evolución, se determinará si puede correr o no en Sepang.