Interesantes declaraciones de Jorge Lorenzo

Jorge Lorenzo fue ayer el protagonista de “El Larguero” de la Cadena SER, programa que se emitió desde Andorra en el museo “World Champions by 99” del piloto balear. En una amplia entrevista en el programa radiofónico Jorge habló, entre otras cosas, sobre sus expectativas en su primer año con Ducati y sobre su relación con Valentino Rossi.



Sigue la cuenta atrás para el inicio del Mundial de MotoGP 2017 y, por ende, el calendario sigue descontando días para uno de los estrenos más sonados de los últimos años, el de Jorge Lorenzo con Ducati. El pentacampeón español ya se ha embarcado en un nuevo reto, aunque por el momento los resultados de pretemporada evidencian que queda mucho por mejorar y que el mallorquín necesita tiempo para terminar de adaptarse a la Ducati, una moto cuyo motor le sorprendió: «La primera sensación después de abrir gas a fondo en la recta de Valencia fue con el motor, que es espectacular y tiene una potencia increíble, y además es bastante dócil. Tenía miedo de que fuera demasiado agresivo, pero no es para tanto».

Lorenzo asegura que la Desmosedici tiene potencial, pero también varias áreas en las que mejorar, sobre todo a la hora de girar en las curvas: «Tiene bastantes puntos fuertes pero también tiene puntos débiles en los que tenemos que trabajar. Es una moto a la que le cuesta girar con respecto a las japonesas, tienes que usar más el freno trasero para hacerla girar más con el gas. Ese es el principal problema, tenemos que hacer que hacer que gire un poco más en todas las curvas cuando estemos en máxima inclinación».

El objetivo en su fichaje por Ducati no es otro que ser Campeón del Mundo con la marca italiana, pero Lorenzo tiene claro que se trata de una meta realmente complicada: «Está claro que me han fichado para intentar dar un paso hacia delante en cuanto a resultados, pero es muy complicado. Cada vez en MotoGP hay más nivel y vienen pilotos más jóvenes, con más hambre y más preparados, porque los pilotos ahora se preparan como bestias. Ahora mismo la Honda ha dado un paso adelante muy grande, la Yamaha es una moto muy completa. Viñales ha llegado con mucha ambición y Márquez tiene cada vez más experiencia. Nosotros llegamos con dos victorias del año pasado y algún podio más».

El piloto español asume que, a día de hoy, Ducati no tiene una moto como para pelear por el campeonato: «Depende del circuito. Ahora mismo con la moto que tenemos podemos aspirar a luchar por la victoria en algún circuito, pero todavía no tenemos una moto lo suficientemente completa como para luchar por el Mundial. Si me imagino el futuro, es complicado imaginármelo peleando por el Mundial si no cambian mucho las cosas, si no suceden cosas especiales durante la temporada y si no tenemos mucha suerte. Hay algún circuito que se nos atraganta. La moto tiene que ser completa en todos los circuitos».

 

«Rossi entró en Yamaha en 2013 con las orejas gachas»


La tensión de los últimos meses con Rossi fue uno de los desencadenantes de su marcha de Yamaha. Lorenzo también mencionó cómo fue el regreso de Valentino a la firma de Iwata en 2013 y fue muy claro al respecto: «Cuando llegó Rossi en 2013 vino después de dos años malos en Ducati. En ese momento Valentino no tenía mucho poder dentro de Yamaha, una marca que tenía al vigente campeón, que era yo, me habían aumentado la ficha en el contrato y no podían pagar dos súper-contratos a la vez. Rossi entró con las orejas gachas después de dos años malos. Seguramente le hicieron un aumento en las dos siguientes negociaciones de contrato, pero estaba todavía lejos de mis condiciones. Yamaha podía mantener a los dos, pero seguramente sin Lorenzo el contrato de Rossi hubiera sido otra cosa».

En el tramo final del programa le preguntaron a Lorenzo por las opciones de Rossi para ser campeón por décima vez. El flamante fichaje de Ducati no le restó opciones al que fue su compañero en Yamaha, pero destaca que lo tendrá complicado sobre todo por la magnitud y juventud de sus rivales: «Posibilidades tiene y cuenta con unas armas muy fuertes como el hambre que tiene. Está todavía muy enfocado en su décimo título mundial y se esfuerza muchísimo para mejorarse a sí mismo. Con lo bueno que es, todavía quiere perfeccionar y seguir a la altura de los más jóvenes, que empujan muy fuerte. Es muy regular y en los últimos años ha sido segundo, muy cerca de conseguirlo. Pero también es verdad que Márquez es cada vez más completo y más experimentado, Viñales tiene una moto mejor que el año pasado y va a ir muy rápido. En teoría le puede costar más, pero con Valentino nunca se sabe, es un piloto que puede sorprender en cualquier momento».

Lorenzo no entró en ninguna polémica a la hora de hablar sobre Valentino y ensalzó las virtudes del italiano: «Rossi es un piloto del que se puede aprender mucho y al que se tiene que admirar por todo lo positivo que ha aportado al motociclismo. Mediáticamente es el número uno y siempre lo ha sido. Es un piloto con una capacidad bestial para convencer al público, que se ha reinventado muchas veces para seguir al más alto nivel y también es muy inteligente, dentro de la pista y también fuera. Prefiero admirar a mis rivales que sacar lo negativo de ellos», concluyó.

Jorge-Lorenzo-Ducati-MotoGP-2017_028