Jorge Lorenzo descarta que vaya a tomarse un año sabático

Tras el paso adelante de Jerez y pese a la caída allí, Jorge Lorenzo llega a Le Mans con ganas de quitarse la espina y de volver a pelear por las primeras posiciones. El mallorquín no ha dado muchas pistas sobre su futuro, pero sí algunas pinceladas muy interesantes: las tres próximas carreras serán muy importantes para tomar una decisión y desmiente cualquier rumor sobre la posibilidad de un año sábatico. Destaca que el día que lo deje, será de forma definitiva.


Motivado antes de empezar el fin de semana en Le Mans tras las buenas sensaciones en Jerez y en los test de Mugello: «Vengo muy convencido con las últimas sensaciones que he tenido sobre la moto, sobre todo después de probar las piezas que trajo Ducati a Jerez. Calmaron un poco la agresividad extra que tenía la nueva moto tanto por el nuevo chasis, como con el nuevo motor. Parece que con esa combinación podemos sacar el beneficio de la mejora en el giro tras conseguir una moto más estable y más calmada, algo que viene muy bien para mi estilo. Aparte de las Honda fui el más rápido en Mugello, y Le Mans es uno de esos cuatro o cinco circuitos favoritos para mí, en los que puedo demostrar mi potencial. El año pasado llegué aquí un poco verde, todavía no conocía muy bien las sensaciones de la moto, no teníamos el nuevo carenado y fue una carrera difícil, con condiciones cambiantes. De cara a este fin de semana parece que hará sol los tres días y estoy en un buen momento de forma con la moto. Estoy convencido, pienso que este fin de semana estamos ya para recoger los resultados que nos merecemos, pero que por mala suerte no han llegado antes».

Sobre el chasis que utilizó por primera vez en Mugello y que también tendrá a su disposición este fin de semana: «Al igual que Dovizioso, tuve la posibilidad de probar ese chasis a mitad de la pretemporada, pero por falta de tiempo y por algunas dudas que tuve, no lo llegué a probar. No tuvimos la ocasión buena para usarlo en un fin de semana y en Mugello llegó por fin la oportunidad. Sabíamos que este nuevo chasis no iba a cambiar mucho las sensaciones, ya que se trata de un chasis muy similar, pero parece ser que sí que las mejora un poco en ciertos puntos. Mañana tendremos otra oportunidad para confirmar si en otra pista también es así»

Sobre su futuro en Ducati o fuera de la marca italiana: «Todos tenemos nuestras conversaciones con nuestro representante, pero en este momento poco puedo hacer en este sentido. Únicamente puedo pensar en rodar lo más fuerte posible y, como ya he dicho, al inicio de temporada no tuve ciertas sensaciones ni la suerte para recoger los resultados que creo que merecemos. Ahora mismo sólo tenemos seis puntos, los que tenemos después de perder en Jerez 20 o 16, pero lo importante es que allí pude rodar muy fuerte y determinante, algo que hacía tiempo que no conseguía».

¿Hay algún plazo para cerrar la negociación? El balear no se moja ante nuestra pregunta, pero vuelve a dejar patente que su objetivo es ser competitivo: «Nunca se me ha quitado de la cabeza terminar lo que empecé. Conseguir ganar el campeonato es siempre difícil, pero al menos ganar carreras con la Ducati nunca se me ha quitado de la cabeza. Es cuestión de que ambas partes quieran seguir. Por circunstancias, todavía no ha llegado esa victoria que podía haber conseguido pero yo creo que puede llegar en cualquier momento. Estas tres carreras serán fundamentales para ver si finalmente puedo lograr buenos resultados de forma constante».

Descarta un año sabático: «No creo que exista esa posibilidad. Si llega el momento de dejarlo, lo dejaré definitivamente. Pero no creo que me tome ningún año sabático».