Grave error de Ducati en el flag to flag

Pese a empezar dominando la carrera en las primeras vueltas, Jorge Lorenzo ha terminado 15º en Brno. El problema ha llegado al cambiar de moto, ya que ha perdido mucho tiempo en el pit lane al no estar preparada la segunda unidad de su GP17, pese a que el equipo le había notificado entrar para realizar el cambio. Además, tampoco estaban listos los reglajes de seco, lo que ha dejado a Lorenzo sin posibilidad de aprovechar una gran oportunidad para hacer un buen resultado.



La suerte no le sonríe a Jorge Lorenzo en su primer año con Ducati. Después de una primera mitad de temporada con muchas dificultades, el piloto balear encaraba este fin de semana una oportunidad de oro para subir al podio y entrar en la senda de los buenos resultados con la Desmosedici GP17. Durante todo el Gran Premio y antes incluso de empezar a rodar, Lorenzo se ha mostrado muy optimista, una opinión que ha ido reafirmando con el paso de los días.

En lluvia se veía con posibilidades de luchar por la victoria, mientras que en seco aspiraba al podio. Nada más comenzar la carrera, con la pista algo mojada y todos los pilotos con neumáticos de lluvia, el balear ha salido como una exhalación y se ha puesto primero, saliendo desde la sexta plaza. Aun así, prefería que la pista estuviera totalmente mojada: «Lo primero de todo, el tiempo ha sido caprichoso y ha jugado en nuestra contra. Media hora antes, en la carrera de Moto2 estaba todo mojado; y media hora después, en la Rookies Cup, también estaba todo mojado. En esas condiciones la verdad es que me sentía increíblemente bien. No lo digo por exagerar, era una carrera para ganar. Pero no ha sido así; justo cuando estábamos en la parrilla ha empezado a brillar el sol y se ha secado enseguida la pista. En las tres vueltas que he liderado he intentado ir siempre por la zona mojada para refrigerar la goma, podía ir mucho más rápido pero he intentado salvar el neumático en caso de que empezase a llover otra vez», decía Lorenzo en el micrófono de Movistar MotoGP.

Sin embargo, lo que le ha dejado sin opciones de victoria ha sido un gran error de Ducati, que le ha notificado que entrase en boxes para cambiar de moto cuando la segunda unidad aún no estaba preparada, ni siquiera con los reglajes de seco, lo que luego le ha impedido pasar de la 15ª plaza: «En la tercera o cuarta vuelta he visto en el dashboard el mensaje para cambiar de moto, he entrado y la moto no estaba preparada y he perdido unos 10 o 15 segundos. Además no ha dado tiempo a cambiar los reglajes para poner los de seco y he hecho toda la carrera con los reglajes medio de mojado, así que era una gran oportundad para hacer un resultado magnífico que ahora estaríamos celebrando, pero ha sido todo lo contrario», ha explicado Lorenzo al respecto.

Después de este error, el mallorquín ha pasado de estar luchando por las primeras posiciones a bajar bastantes plazas y rodar en un ritmo lento, ya que la puesta a punto no era la adecuada para pilotar en seco. Pese a todo, no ha querido criticar el error del equipo y se lo ha tomado con filosofía: «Somos un equipo, pero a veces me equivoco yo, como en Assen al entrar cuando no tenía que entrar, y esta vez con la tensión y los nervios, han visto que Márquez estaba yendo muy rápido y creían que les daba tiempo a hacer en 30 segundos todos los cambios necesarios. Cuando quedaban dos curvas me han puesto el mensaje en el dashboard; cuando la recibes tienes que entrar, pero no les ha dado tiempo a cambiarlo todo».

Jorge-Lorenzo-MotoGP-Brno-2017-carrera_01

Por último, Lorenzo ha hecho un balance positivo de lo que ha sido el fin de semana, en el que han evidenciado un gran salto adelante tanto en seco como en lluvia, en cierta parte también con el nuevo carenado que estrenaron el viernes. El piloto de Ducati se muestra confiado con esta evolución: «Lo importante al final es estar ahí, porque si estás, tarde o temprano llegan los resultados. Lo malo es estar a siete décimas o un segundo. En ese caso puedes conseguir algún buen resultado pero no es algo consistente, que es lo que a mí me interesa, volver a estar en las posiciones delanteras. Y lo estamos haciendo, gracias a las modificaciones de la moto y a cambiar mi estilo de pilotaje un poco, cada vez estamos más cerca. En mojado hemos sido altamente competitivos este fin de semana, y en seco estábamos para pelear por el podio en condiciones normales», concluía el #99.

La próxima semana llega Austria, un circuito en el que Ducati dominó con mucha autoridad el año pasado, consiguiendo el doblete, y en el que esperan estar a un nivel parecido esta temporada.