Jorge Lorenzo arranca en 11ª posición en Australia

Continúa la adaptación de Jorge Lorenzo a la Ducati Desmosedici GP17. El mallorquín hace un balance positivo de este comienzo en comparación con el de los entrenamientos de Sepang.



Jorge Lorenzo ya destacó desde el primer día de los entrenamientos de Malasia que necesita tiempo para adaptarse a la Ducati. Las dos jornadas posteriores sirvieron para confirmar estas sensaciones, ya que el flamante fichaje de la marca italiana fue progresando hasta acabar a sólo tres décimas del mejor tiempo.

Ahora llega un nuevo desafío en Australia, continuando su proceso de adaptación en un trazado totalmente diferente. Lorenzo ha confirmado que, gracias a la experiencia y a los kilómetros acumulados en Sepang, las cosas han arrancado de mejor forma en Phillip Island: «Aquí en Phillip Island hemos empezado mucho mejor que el primer día de Sepang, con la base con la que acabamos los test de Malasia».

El pentacampeón del mundo lamentaba no haber podido bajar su crono en el último tercio de la jornada, lo que le ha dejado en 11ª posición a más de un segundo del registro de Márquez: «La lástima ha sido que durante la última hora y media no hemos sido capaces de mejorar los tiempos mientras que el resto de pilotos si que lo ha hecho. Nos ha costado mucho bajar los cronos debido al fuerte viento y además el último neumático de atrás no ha tenido el rendimiento que esperábamos».

Sin embargo, Lorenzo tiene claro que va en la buena dirección en su adaptación a la Ducati, una moto con la que todavía podrá rodar durante cinco días más antes de que empiece el campeonato. «La parte positiva es que cada día sacamos nuevas conclusiones y vamos dando pequeños pasos hacia adelante», confiesa el piloto español. Los resultados todavía no son positivos, pero las sensaciones son cada vez mejores. Aún falta mucho margen para Jorge, que ha vuelto a estar fuera del top 10 y ha sido el tercero piloto Ducati, por detrás de Danilo Petrucci -6º- y su compañero Andrea Dovizioso -8º-. Será interesante comprobar su evolución a lo largo de estos terceros entrenamientos que hace con la Desmosedici tras lo de Valencia en noviembre del pasado año y los de Sepang de hace tres semanas.