Lorenzo reconoce el error y Márquez acepta las disculpas

«Hay que estar más atento e intentar evitar estos errores, porque uno no está solo en la pista», decía Lorenzo, que reconoce su error. Márquez, que ha aceptado las disculpas de su compañero, recuerda los precedentes: «Yo el año pasado estuve en medio de la pista dos veces y las dos me penalizaron».


Marc Márquez y Jorge Lorenzo han protagonizado la imagen del día en Montmeló. Cuando ya estaba terminando el FP3, el vigente campeón de MotoGP venía en vuelta lanzada para tratar de mejorar su tiempo y poder asegurarse el pase directo a la Q2, pero se ha encontrado a Lorenzo en mitad de la trazada de la curva 3. No le ha quedado más remedio que abortar la vuelta y de inmediato le ha recriminado a su compañero que le hubiese estorbado.

El enfado no ha ido a más, ya que Lorenzo le ha pedido disculpas justo después cuando ambos han coincidido nuevamente en la recta de atrás para practicar salidas. Horas más tarde, los dos pilotos del Repsol Honda han dado su versión sobre lo que había ocurrido.

«En cada entrenamiento tienes que tirar mucho al final para tratar de entrar en la Q2, pones mucha atención y mucha tensión ahí. A veces, por lo que sea, no puedes seguir haciendo otra vuelta porque te has equivocado o crees que ha terminado el entrenamiento como le ha pasado a Maverick y a mí me pasó en Mugello, pero no ha terminado, puede haber estos imprevistos. Hay que estar más atento e intentar evitar estos errores, porque uno no está solo en la pista. Pero a veces me puede pasar a mí, le puede pasar a Marc, le puede pasar a Viñales... Son cosas que pasan», comentaba Jorge Lorenzo.

El mallorquín, que ha reconocido su error, también ha justificado que en ocasiones la situación es inevitable: «Tampoco hay muchas opciones. A veces, aunque vayas lento tienes que entrar por fuerza en la línea, sobre todo en los cambios de dirección. Ahí puede pasar que un piloto que quiera hacer su vuelta rápida te encuentre a ti en medio, que es lo que ha pasado con Marc. Sabía que necesitaba otra intentona para asegurarse entrar en la Q2 y, al perderla, ha sido difícil de asimilar por su parte y estaba caliente, como es normal», concluía el #99.

Por su parte, Marc Márquez explicaba el por qué de su evidente enfado: «Me ha pedido disculpas porque estaba en medio de la curva 3. Sí que era un entrenamiento libre, pero las últimas vueltas del FP3 son como un clasificatorio. Me he enfadado tanto porque sabía que mi vuelta era muy justa para entrar en la Q2 directo. De hecho he entrado noveno, la peor clasificación del año».

El piloto del Repsol Honda no ha querido pasar por alto que, por situaciones similares, él fue sancionado dos veces el año pasado. En Austin le quitaron tres posiciones en parrilla por estorbar a Viñales, y en Malasia seis por lo mismo con Andrea Iannone: «Está claro que yo el año pasado estuve en medio de la pista dos veces y las dos me penalizaron. En Mugello me encontré a Mir, que nos tocamos y todo, aquí a Lorenzo... Pero pasan por encima. Habría que juzgar todas por igual, no hay diferencia».

Volviendo al encontronazo con Lorenzo, Márquez añadía que no han hablado sobre el incidente, pero que sí había recibido sus disculpas en pista: «Me ha pedido perdón y lógicamente ya estaba más calmado, y lo he entendido. Ningún piloto se pone aposta en el medio, o al menos eso espero. Pero lógicamente sabía que iba despistado. En cuanto a la reacción, vas a 180 pulsaciones y no sabía si iba a entrar en la Q2 directamente».