«El Rey lo consiguió para la foto, pero no en realidad, porque seguimos enfadados hasta 2010…»

Jorge Lorenzo ha contado al detalle cómo fue aquella anécdota que tanto él como Pedrosa protagonizaron en Jerez 2008, cuando el Rey Juan Carlos les juntó las manos antes del podio.


Jorge Lorenzo ha sido uno de los pilotos que más ha elogiado hoy a Dani Pedrosa en una jornada marcada por el homenaje al de Castellar del Vallés, que dejará la competición el domingo y que ha sido nombrado Leyenda de MotoGP.

El mallorquín fue el gran rival de Dani durante muchos años, hasta el punto de generarse una enemistad entre ambos que forzó que el mismísimo Rey Juan Carlos tuviese que intervenir. Lo hizo antes de la ceremonia del podio de Jerez 2008, juntando las manos de ambos campeones. La imagen dio la vuelta al mundo y hoy el propio Lorenzo ha recordado, con todo detalle, cómo se generó aquella situación.

Así lo ha contado ante los medios que nos encontramos en el GP de la Comunidad Valenciana: «Fue un momento polémico y bastante llamativo. Hablaba mucha gente de ello, casi tanto como pasó en Sepang 2015. Sólo se hablaba de eso, y ya es complicado encontrar momentos en los que se habla más de motociclismo que de fútbol», comentaba.

«Viví aquello y no era algo positivo. Hubiera sido mejor una buena relación desde el principio, pero no sucedió así y aquellos dos días fueron muy tensos. Le quise dar la mano después de los entrenamientos del sábado, aunque yo no tenía que felicitarle porque había hecho la pole, pero no me la cogió. Me quedé muy descolocado e incómodo. Después se creó esa cierta polémica que duró hasta el domingo. El Rey, que fue a ver las carreras y entregar los trofeos, lo sabía y antes del podio nos vio e intentó apaciguar el río revuelto. Lo consiguió para la foto, pero no en realidad, porque seguimos enfadados hasta 2010. Aquel fue uno de los momentos tensos de nuestra relación, que creo que compensamos con una mejor relación desde 2010 y con aquella anécdota en la casa de Sete en 2015», añadía a continuación.

Quién lo diría 10 años después… Hoy Lorenzo ha ido incluso al acto de homenaje de Dani. El balear tiene claro por qué se dio aquella tensa rivalidad entre los dos pilotos españoles. «¿Por qué? La competición. Dani y yo éramos los dos gallitos del motociclismo español, los dos queríamos destacar más que el otro y también nuestros managers también tenían su pique personal».