Jorge Lorenzo destaca que habrá que estar atento a la situación de la carrera

Después de su segunda posición en Malasia, Jorge Lorenzo llega motivado a Valencia con la intención de mantener la misma dinámica, aunque con un ojo puesto a las posibilidades de título de su compañero, Andrea Dovizioso. Asume que habrá que prestar atención a la situación de carrera para prestar una posible ayuda al italiano.



Jorge Lorenzo está a punto de poner fin a su primera temporada en Ducati, aún con la asignatura pendiente de lograr su primera victoria. Por ahora, no quiere centrarse en los test postemporada con los que empezar a preparar 2018, sino que quiere pensar en la última prueba de este año: «Ahora la carrera del domingo, cuando termine la carrera, el test. Vamos por pasos. En la reunión que he tenido con Cristian -n.d.r Gabarrini, jefe de mecánicos- hemos hablado sobre el fin de semana y no del test. Es evidente que para 2018 el test es más importante».

El piloto balear confirma la evolución constante que está manteniendo este año: «En este momento estamos más fuertes que al inicio y más que nunca. Valencia para mí, por mi estilo, siempre es bueno para mí en MotoGP. Intentaremos compensar lo que le falta un poco a las características de la moto en esta pista, con una buena puesta a punto, una gran motivación y tratar de hacerlo bien».

Destaca que intentará ayudar a Dovizioso si su compañero lo necesitase en su lucha por el título: «Siempre estoy dispuesto. Siempre lo he repetido desde que a mitad de temporada me empezaron a preguntar por el tema, y siempre he dicho que soy consciente de la importancia del título de pilotos para la marca, porque sólo se ha conseguido una vez en la historia. Sería fantástico que se consiguiese, está muy difícil, pero si puedo aspirar a ganar la carrera y en un momento dado Dovizioso está luchando conmigo, está cerca o está detrás, y da la casualidad de que Márquez tiene problemas, habrá que estar muy atentos a la pizarra, al dashboard o a lo que sea».

Pese a que este fin de semana se cumple un año desde su última victoria en MotoGP, algo que no le sucedía desde su primer año en 250cc, Lorenzo justifica esta sequía: «Tampoco nunca he llevado una moto que es un poco lo opuesto a mi estilo de pilotaje. Es muy competitiva, porque Dovizioso lo ha demostrado con sus seis victorias y también lo estamos empezando a demostrar nosotros, pero es una moto especial, difícil de entender y que hay que pilotar de una determinada manera. Cuando decides cambiar de equipo, igual no esperas encontrar una moto tan diferente, pero cuando lo hice vi que tenía que cambiar mucho mi estilo de pilotaje para ser competitivo. Haciendo eso y con algunas piezas que Ducati me ha ido entregando, los resultados han mejorado claramente. En Misano la victoria estaba a punto de caramelo, pero me caí y ahora podríamos estar hablando de una victoria. También estuvo cerca en Sepang, pero no pudo ser. Igual puede ser aquí».

A sólo una carrera de terminar su primera temporada en Ducati, Lorenzo no se moja a la hora de decir un porcentaje que le falta en su adaptación a la Ducati, pero asegura que aún es posible evolucionar por ambas partes; él en su adaptación y Ducati técnicamente con una moto que se adapte mejor a su estilo: «Sigo pensando que habría que cambiar ciertas cosas de la moto para que fuese totalmente natural para mi estilo de pilotaje. A partir de ahí, mi única misión era adaptarme a la moto lo máximo posible. Creo que lo he hecho bastante bien, al dar el último paso para aspirar a ganar carreras de forma constante, quizá necesite ese chasis que igual gire un poco mejor en las curvas, ese motor un poco más dócil. El equipo está trabajando en eso, y mientras tanto yo creo que aún tengo margen en esa adaptación con la moto actual».

NombreJorge Lorenzo
Dorsal99
PaísEspaña
MotoDucati Desmosedici GP17 2017
Ver ficha completa