Lorenzo podría volver a causar baja

Después de rodar durante las dos primeras sesiones de libres en Sepang, en las que ha terminado último, Jorge Lorenzo ha decidido esperar a cómo evoluciona en las próximas horas para decidir si corre o no en el GP de Malasia.


Jorge Lorenzo esperará al sábado antes de decidir si sigue compitiendo en el GP de Malasia o si acaba causando baja por lesión por cuarta carrera consecutiva. El piloto mallorquín se ha probado este viernes en la primera jornada de entrenamientos libres de MotoGP en Sepang, pero ha comprobado que no se encuentra en las mejores condiciones.

Lorenzo salía a pista desde los primeros minutos del FP1, pero a lo largo de la sesión paró en varias ocasiones en boxes para pedir cambios que le permitieran rodar algo más cómodo. Se hicieron algunos ajustes en lo referente a la ergonomía para facilitar que el balear pudiera hacer algo más de fuerza con las piernas y liberar así algo de esfuerzo con la mano izquierda, operada hace sólo 10 días.

Durante la primera sesión de libres rodó sólo durante 12 vueltas repartidas en tres tandas, terminando en la última posición a 3.5 segundos del más rápido. Por la tarde las sensaciones fueron incluso peores, ya que Lorenzo sólo realizó 9 vueltas y volvió a terminar último, esta vez a cinco segundos del tiempo de Rins.

Así las cosas, tras comprobar las malas sensaciones que tenía sobre la moto, Lorenzo se ha reunido con la cúpula de Ducati y ha decidido esperar a ver cómo se encuentra mañana antes de tomar una decisión definitiva sobre si continúa o no en Sepang. Será antes del FP3 cuando se pronuncie el balear, que en caso de no poder correr, dejaría su puesto al probador de Ducati, Michele Pirro.