Jorge Lorenzo, amor a primera vista con la Ducati Desmosedici GP18

Tercera posición y muy buenas sensaciones para Jorge Lorenzo en el comienzo de los test de MotoGP 2018 en Sepang. El piloto balear se muestra realmente satisfecho con el rendimiento de la nueva Ducati Desmosedici GP18, moto que ha probado por primera vez este domingo.


Si decíamos que quizá Honda haya dado con la tecla en lo que respecta al motor, hay otra marca que también empieza el año con muy buenas sensaciones a la hora de solventar sus problemas. Se trata de Ducati, que en la primera jornada en Sepang ha ocupado cuatro de las cinco primeras posiciones: Dovizioso 2º, Lorenzo 3º, Petrucci 4º y Miller 5º.

Jorge Lorenzo ha sido uno de los tres pilotos que este domingo ha bajado de la barrera de los dos minutos, logrando en su última vuelta un 1:59.427 que le ha dejado en la tercera plaza a tres décimas de Pedrosa y a sólo 32 milésimas de su compañero, Andrea Dovizioso.

El piloto balear probaba hoy por primera vez la nueva Ducati Desmosedici GP18 y ha sido amor a primera vista. «Es difícil que pueda estar más contento de lo que estoy», llegó a decir el #99 al término de la jornada. Y es que parece que el nuevo as en la manga de Gigi Dall’Igna ha conseguido mejorar los puntos débiles de la Ducati. El prototipo, que cuenta con un nuevo motor, ha mejorado en cuanto a paso por curva y giro, siendo una moto más ‘conducible’ para un piloto que precisamente ha tenido el paso por curva como su principal virtud a lo largo de su carrera.

Lorenzo, que ya en el último tramo de 2017 se mostró mucho más aclimatado a la Desmosedici, reconoce que la GP18 es muy acorde a su gusto: «La nueva moto me ha transmitido muy buenas sensaciones y podemos decir que el primer test del 2018 ha empezado de forma positiva. La GP18 es más cercana a mi estilo de pilotaje y gira mejor con el gas en el centro de la curva. Para ser el primer día de test en un circuito particular como Sepang, hemos hecho un gran tiempo. Ver cuatro Ducati en las cinco primeras posiciones es también una gran señal y tengo la sensación que estamos en la buena línea, aunque obviamente todavía tenemos que mejorar muchos aspectos», ha analizado el balear.

Teniendo en cuenta su buen final del año pasado, la evolución con la Ducati y que esta moto se asemeja más a lo que el piloto español necesita para hacer efectivo su estilo de conducción, es de rigor incluir su nombre en las quinielas para luchar por los primeros puestos esta temporada. «Normalmente, cuando he ido rápido en Sepang he hecho una gran temporada», recuerda el pentacampeón del mundo. Será interesante seguir su progresión durante estos primeros ensayos de 2018.