El 2017 se pone en marcha para Jorge Lorenzo y Ducati

Jorge Lorenzo ya es piloto Ducati a todos los efectos. Y lo es desde el pasado 1 de enero, día en el que comenzó oficialmente su vinculación a la marca italiana, con la que ya luce con orgullo sus nuevos colores. Sólo unos días después de la presentación del equipo y de vestir por primera vez de rojo, Lorenzo está preparado para subirse nuevamente a la Ducati Desmosedici GP17 en los test de Sepang.




 

Jorge Lorenzo 2017


Faltan menos de dos meses para que se inicie el Mundial de MotoGP 2017 y este periodo se presume como una gran cuenta atrás para Jorge Lorenzo y Ducati antes del pistoletazo de salida del nuevo desafío que ambas partes arrancan este año.

Después de una toma de contacto positiva en Valencia hace ya más de dos meses, Lorenzo tendrá que reencontrar sensaciones subido a una Ducati con la que apenas pudo acumular kilómetros. Se trata de una pretemporada a contrarreloj para Jorge con tal de llegar en las mejores condiciones posibles a Qatar, y los entrenamientos de Malasia se presentan como una gran oportunidad de poner los cimientos en el desarrollo de la GP17.

Cabe recordar que el pentacampeón español trabajó poco sobre el prototipo de 2017 en Valencia, en unas pruebas que se centraron sobre todo en encontrar una buena posición encima de la moto, probar la GP16 en la primera jornada y empezar a establecer comparaciones con la GP17 en la segunda. Por tanto, aún queda mucho trabajo por delante.

Es por ello que Jorge adelantó su viaje a Malasia para estar atento a las pruebas y las conclusiones que Casey Stoner pudo extraer en los días previos, y así tener una base clara con la que trabajar junto a su nuevo staff técnico, liderado por Christian Gabarrini.

Ducati Desmosedici GP17

Después de presentar una primera versión de la Desmosedici GP17 en Valencia, el trabajo invernal en Borgo Panigale en el desarrollo de su nueva moto se pondrá a prueba en estos entrenamientos de Malasia.

Se ha hablado mucho del posible nuevo escape variable de la Ducati que han probado Pirro y Stoner, pero habrá que esperar hasta los entrenamientos para conocer qué resultados puede dar este rediseño de una marca que no deja de innovar.

La prohibición de los alerones está siendo un pequeño quebradero de cabeza para Ducati, que aún continúa montando estos apéndices para realizar pruebas comparativas con y sin ellos, con tal de comprender mejor cómo adaptar la puesta a punto a una moto que no podrá llevarlos en 2017. Siguiendo con la aerodinámica, Ducati también está trabajando en el desarrollo del nuevo carenado sin alerones, un apartado en el que tendrán que afinar al máximo porque, por reglamento, sólo se permite una modificación durante la temporada.

En lo que respecta a la puesta a punto, desde la marca se han encargado de repetir en varias ocasiones durante los últimos meses que están preparando una Ducati que pueda adaptarse al estilo de Lorenzo. El balear quedó sorprendido con la respuesta del motor y con la estabilidad de la moto en virajes rápidos, aunque aseguró que en las curvas lentas es uno de los puntos en los que más han de mejorar. En Sepang se podrá comprobar en mayor medida si el trabajo de Ducati ha sido efectivo para que su nuevo fichaje estrella empiece a destacar con la Desmosedici.