Jorge Lorenzo ha conseguido su segundo triunfo consecutivo

El martillo de Jorge Lorenzo sigue funcionando a la perfección. El piloto mallorquín ha conseguido su segunda victoria consecutiva con Ducati y sigue escalando puestos en el campeonato, donde ahora es séptimo a 49 puntos de Márquez y con los mismos que Dovizioso.


“Valentino, ¿crees que tú podrías haber ganado alguna carrera con esta Ducati?”. Esa era la pregunta que le han formulado al piloto italiano durante la rueda de prensa del podio en Montmeló, una cuestión que ha dejado abierta: «No lo sé. Es una pregunta difícil, creo que nadie lo sabe y tampoco lo sabremos nunca. La pregunta seguirá abierta».

Después le ha llegado el turno de responder esa misma pregunta a Jorge Lorenzo, que sí se ha pronunciado con más claridad: «Creo que la Ducati de Valentino era más complicada. Desde fuera, así lo pienso yo. Tal y como he dicho antes, creo que la de ahora es la Ducati más completa de la historia. Valentino es un gran piloto, así que por qué no», decía el balear, antes de puntualizar rápidamente haciendo alusión a las palabras que usó hace dos semanas para responder a Claudio Domenicalli -CEO de Ducati-: «Un gran piloto no, un campeón», comentó ante las risas generalizadas de toda la sala de prensa, incluidas las de Valentino.

«Ganar dos carreras con Ducati algo impensable hace dos meses»


El flamante ganador en el Circuit de Barcelona-Catalunya ha dejado ese gran titular en la rueda de prensa del podio, pero también había hablado con anterioridad en el micrófono de Movistar MotoGP para repasar cómo había sido su segunda victoria consecutiva:

Repaso de la carrera: «A pesar de que hemos dominado más o menos todo el fin de semana, con poco margen, pero siempre hemos sido algo más rápido que los demás. La carrera ha sido más dura que la de Mugello, sinceramente. Primero por la salida, que se me ha atragantado un poco. Márquez ha hecho una una buena salida e incluso me ha pasado Iannone, así que me he tenido que tomar con calma las primeras vueltas, pasar con calma Iannone y luego a Marc. Ha sido dura porque la ventaja era de tres o cuatro décimas hasta mitad de carrera, y después ya un segundo cuando se ha caído Dovizioso, pero estaba ahí, a no más de 1.8. Hubo un momento en el que estaba a 2.1 pero Marc me ha recuperado en una vuelta tres décimas. Ahí es cuando tenía que apretar y sacar de donde ya no había, y aguantar una carrera muy dura, tanto físicamente como mentalmente.

La victoria de Mugello, más especial: «La verdad es que la carrera de Mugello, por ser la primera de Ducati, fue más emocionante, evidentemente. Los humanos nos acostumbramos demasiado bien a lo bueno y ésta, a pesar de que estoy contentísimo, no es lo mismo. Pero ganar en las dos carreras con Ducati era impensable hace dos meses y todo ha cambiado radicalmente. Así que eso demuestra que en la vida puedes pasar de estar muy abajo a estar muy arriba en semanas».

Frialdad con Claudio Domenicalli en la celebración: «Al final el pasado no se puede cambiar, como he dicho por una parte estoy triste porque en su momento me hubiese gustado quedarme, pero ahora ya está decidido y lo único que puedo hacer es intentar ganar las máximas carreras que nos dejen los demás e intentar hacer podios. Es lo único, dejar Ducati con buen sabor de boca y hacerlos felices».

Se sitúa a 49 puntos del liderato de Márquez. ¿Se ve con opciones de luchar por el título?: «Marc no ha fallado. La verdad es que tiene esa habilidad de buscar siempre límite en los entrenamientos, pero en carrera suele fallar poco y hoy la verdad es que aguantado la presión. Incluso lo ha intentado cuando la situación estaba complicada con los neumáticos. Yo pensaba que ya, cuando tenía esa distancia de 2.1, él iba a tirar la toalla, pero no. Ha seguido empujando y me ha recortado esas tres décimas que me han hecho empujar, y sacar esas dos décimas que no sabía de dónde las podía sacar».

Sobre el abandono de Dovizioso, a quien ha superado en el campeonato -igualdad a puntos-: «Creo que, desde que renovó, Dovizioso ha cometido varios errores. No sé si será por eso, no suele ser algo habitual de Dovi el caerse, pero lleva en tres carreras dos caídas. Supongo que ha sido casualidad».