Jorge Lorenzo cierra los primeros test enamorado de la GP18; Dovizioso: «Jorge exagera»

Tras su estratosférico tiempo en la última jornada en Sepang, donde ha cerrado tres días de test muy productivos, Jorge Lorenzo ha llegado a catalogar la Ducati Desmosedici GP18 como una obra maestra. Dovizioso, también muy satisfecho con la nueva moto, ha sido algo más prudente.


Después de haber acabado como el piloto más rápido en Sepang, batiendo incluso el récord absoluto de la pista, Jorge Lorenzo estaba exultante. Lo que ha conseguido en los primeros ensayos de 2018 no es flor de un día, sino que sus sensaciones han sido muy buenas desde que se subió a la Ducati Desmosedici GP18 el domingo. Siempre ha estado entre los más rápidos, ayer hizo gala de un gran ritmo y hoy de su explosividad para cerrar una vuelta excelente, aunque considera que «no ha sido perfecta».

Tan contento está Lorenzo con la nueva Ducati que no ha dudado en catalogarla como una «obra maestra». Esto decía el tres veces campeón de MotoGP nada más lograr su 1:58.830: «Yo soy el mismo piloto que hace un año, pero ahora entiendo mejor la moto. En Borgo Panigale han trabajado mucho, mejorando los puntos débiles de la Desmosedici. Diría que es el resultado del esfuerzo de todas las partes. Estoy orgulloso de este paso adelante, la nueva moto es una obra maestra», analizaba el mallorquín en declaraciones recogidas por el portal italiano GPone.

El #99 asegura que estos resultados no le pillan por sorpresa: «No dudaba de mi potencial incluso cuando estaba sufriendo y terminando las carreras fuera de los 10 primeros. Siempre pensaba que sería una cuestión de tiempo y de adaptación, de hacer una moto que fuese mejor para mi estilo de pilotaje», asume el balear, que parece haber encontrado en esta GP18 lo que necesitaba para luchar por todo otra vez.

Sin embargo, no quiere lanzar las campanas al vuelo, consciente de que sólo ha sido un test: «Nuestros rivales están fuertes y aún no hemos disputado ninguna carrera, tenemos que seguir trabajando. En el MotoGP actual las cosas pueden cambiar rápidamente, lo importante es tener una moto equilibrada, en la que confiar y que sea competitiva en todos los circuitos».

Dovizioso, contento pero más prudente


Pero la alegría en el seno de Ducati no sólo es de Jorge Lorenzo, sino que Andrea Dovizioso también destaca las prestaciones de la nueva Desmosedici GP18 y cómo mejora a sus predecesoras en los que hasta ahora estaban siendo los puntos débiles, como era el caso del giro en curva. El vigente subcampeón del mundo de MotoGP ha acabado cuarto a tres décimas del registro de récord de Lorenzo.

Dovi ha comparado hoy la moto de este año con la del año pasado, y es realmente optimista con la de 2018: «He hecho un simulacro de carrera con la GP17 que me ha permitido comprender las diferencias y ventajas de la nueva moto. Estoy muy satisfecho porque mejor no ha podido ir».

«Podemos ser más rápidos en la entrada en curva. Me he sentido a gusto. No necesito más la moto de 2017, por lo que continuaré mi trabajo con la GP18», analizaba Dovizioso sobre las virtudes del nuevo prototipo italiano en declaraciones que también recoge GPone.

Sobre el rendimiento de Lorenzo, Dovizioso destaca que él ya tenía claro que su compañero sería competitivo este año: «Ya lo pronostiqué, Jorge será más competitivo durante todo el año, pero aún queda mucho por hacer. Ha estado muy bien hoy». No obstante, ve exagerado que la GP18 sea una obra maestra y lo comentaba con una sonrisa: «Jorge siempre es bastante extremo en sus comentarios, creo que eso es exagerado. Prefiero hablar cuando probemos en otros circuitos, manteniendo los pies en el suelo», zanjaba el piloto italiano.