Lorenzo asegura haber aclarado las cosas con Honda

Jorge Lorenzo sí ha comparecido este viernes ante la prensa después de la primera jornada de libres del GP de Gran Bretaña, el de su reaparición tras la lesión de Assen. El balear, que ha acabado último en la clasificación combinada de la jornada a casi cuatro segundos de Quartararo, sigue muy mermado físicamente y reconoce que la de este fin de semana es una de las carreras más duras a las que se ha enfrentado en su trayectoria.

Sobre los rumores de las últimas semanas acerca de unos posibles contactos con Ducati, el mallorquín reconoce que ha sido positivo volver a encontrarse con la cúpula de HRC y aclarar la situación que se había generado.


Sobre si su retorno ha sido algo precipitado, teniendo en cuenta los resultados: «Según los doctores, podría haber vuelto en Brno, pero en mi opinión no tenía sentido, tampoco en Austria. Decidí que dada la evolución que tuve en las dos últimas semanas, en las que me encontré bastante bien y pude comenzar a levantar peso, pensaba que era el momento justo. Pero llevar una MotoGP es otra cosa y ya sabía que sería difícil, pero no podía alargar más mi retorno».

Reencuentro con la cúpula de Honda tras la ausencia y los rumores de las últimas semanas: «Hacía mucho tiempo que no me reencontraba con los miembros desde el equipo desde la caída en Assen. Ha sido bueno hablar con ellos, con Takeo (Yokoyama), con Alberto (Puig) y con Kuwata san, aclarar las cosas, los rumores que surgieron, y mirar hacia delante. Ellos entienden la situación que estoy pasando, no me piden nada, simplemente que ruede y que me acople a la moto, y ya está».

Teniendo en cuenta la lesión y la tardía recuperación, quizá está ante una de las peores lesiones que ha tenido nunca: «Posiblemente sea la carrera más dura o de las más duras que estoy viviendo en mi carrera deportiva. No he estado nunca al 100% después de las lesiones de escafoides y del pie que arrastro desde el año pasado, pero me he estado acercando. Nunca he sido realmente competitivo con esta moto y si añades esta grave lesión que he tenido, todavía lo complica mucho más, como se ha visto en los tiempos de hoy. Es una combinación de todo; de estar dos meses parado con esta lesión de espalda y de haber perdido tanta masa muscular. Es la situación que hay. No es que me esté paseando, porque estoy dando lo mejor de mí, pero ni el físico ni la lesión me permiten ir mucho más rápido».

Muchas complicaciones con la lesión: «Como he dicho antes, es una situación difícil porque ves que no te estás paseando, que lo estás intentando y que te llevas algún susto, pero luego ves los tiempos y ves que estás a tres segundos y media. Es difícil de entender, pero cuando no estás bien físicamente, te duele y no estás en forma, pierdes en todos los lados. Y más con estas motos exigentes que hay actualmente en MotoGP. Si estás al 100% ya es físicamente muy difícil, así que cuando te faltan facultades, muchísimo más. Vamos a ver cómo me encuentro mañana por la mañana, después de dormir estas ocho horas e intentaremos ir un poco más rápido, pero siempre teniendo presente que otra caída, sobre todo si es parecida como la de Assen, sería muy mala para mi condición física».

El último puesto de hoy, un resultado difícil de mejorar: «Siempre se puede hacer mejor. Por ejemplo, hoy hemos puesto el neumático medio trasero. Si hubiese puesto el blando, quizá otro medio segundo hubiese caído en la última vuelta, pero tampoco serviría de mucho. Estar último o estar penúltimo no cambia mucho. Mañana será prácticamente imposible pasar a la Q2 en estas condiciones. Era mejor reservar un neumático para mañana. Veo poco probable pasar a la Q2 y luego veo poco probable terminar entre los 15 primeros en la clasificación, porque realmente estoy lejos del 20º puesto, por ejemplo».