Jorge Lorenzo ha salido victorioso del duelo con Márquez en Red Bull Ring

La tercera victoria de Jorge Lorenzo con Ducati ha llegado este domingo en Austria, donde la marca italiana acumula ya tres triunfos consecutivos. El balear se ha impuesto en un mano a mano precioso con el líder del campeonato y se sitúa ya en la tercera posición del Mundial con un punto de ventaja sobre Dovizioso.

Estas eran las declaraciones de Jorge Lorenzo en Movistar MotoGP tras vencer en Austria:


Balance de la carrera y del emocionante desenlace con Márquez: «Una tensión terrible. El corazón ha aguantado, pero la verdad es que ha sido difícil mantener los nervios con Márquez, porque todos sabemos que al final siempre lo intenta y es un gran frenador. Teníamos los dos cartas un poco desiguales en diferentes partes del circuito; él era muy fuerte en la frenada de la curva 2, tanto en frenada como en aceleración. Pero en la última vuelta le he podido despistar un poco, porque él ha frenado mucho la moto pensando que iría detrás de él y me quedaría parado, pero me he ido por el exterior y he salido disparado con buena aceleración. Ahí he intentado tirar al máximo, frenar muy tarde en todas las curvas y parar mucho la moto. Se me ha cerrado de delante en las dos últimas curvas, pero he podido mantenerme encima de la moto y ganar esta carrera tan especial para mí».

Sobre la maniobra en la curva 3 con Márquez en la última vuelta: «Ha sido improvisada. Sabía que ahí lo iba a intentar, porque me había pasado dos veces antes. De hecho lo ha intentado. He frenado muy tarde, pero no ha sido suficiente, porque se ha metido por dentro y ha girado la moto. En las dos anteriores se ha quedado parado y yo no tenía sitio para devolver el adelantamiento, pero tenía pensado quedarme detrás e intentarlo en la subida -curvas 8-9-, donde la Ducati aceleraba mucho más, y pasarlo en esa frenada. Pero de forma improvisada he cambiado la estrategia, me he puesto primero, he tirado la mitad del circuito al máximo y ha servido».

Estrategia parecida a la de Brno en su caso, pero con muchos matices: «Márquez ha tirado muchísimo. Quizá ellos tenían menos problemas de consumo de gasolina. Creo que ha elegido un neumático más duro que yo, ha tirado mucho al principio. No he ido al 100%, pero sí al 95. Me mantenía a un segundo u ocho décimas. Al final, Márquez iba perdiendo un poco de aceleración y yo la he mantenido un poco, y al final era algo más sencillo. Pero cuando me he puesto primero, él se ha puesto detrás y ha sido imposible dejarle».

Muy compenetrado con la Ducati: «A partir de Mugello las sensaciones han cambiado. Aquella carrera fue muy bonita, aunque tuve que conservar mucho el neumático delantero. En Montmeló duraron los dos neumáticos y fui un poco superior a Márquez, y en Brno luché más o menos como aquí por la victoria. Quizá aquí ha sido fundamental la elección de ese neumático trasero blando, que gestionándolo muy bien y abriendo muy fino el gas, lo he podido mantener hasta el final con bastante vida».

Por delante de Dovizioso en el Mundial, con un punto de ventaja: «Está muy bien. Mejor estar con +1 que a -15. Estamos cerca de Valentino, que está segundo. Hemos pasado de estar por detrás del top 10 a estar tercero del campeonato. Pero aún falta mucho; falta alguna carrera con lluvia o con condiciones extrañas, por lo que podríamos perder muchos puntos. Lo importante es que las sensaciones con la moto y el ritmo de carrera hasta el final son siempre buenos».

Opciones en el campeonato. El subcampeonato puede ser el principal objetivo: «Lo más factible es luchar por esa segunda o tercera posición. Estamos a 71 puntos, que son muchos. Y Márquez, aun arriesgando como ha hecho hoy, siempre está encima de la moto en carrera, así que será muy complicado restarle puntos».