Última rueda de prensa de Jorge Lorenzo en el Mundial de MotoGP

Después de su última carrera en el Mundial de MotoGP, Jorge Lorenzo ha comparecido ante los medios para ofrecer su última rueda de prensa como piloto en activo.

El piloto mallorquín ha expresado sus sensaciones en la última de sus 297 carreras en el Mundial y se muestra muy agradecido por el cariño que ha recibido en estos últimos días, desde que el jueves anunció que dejaba el campeonato. También ha hablado sobre sus planes de futuro: un viaje a Bali sin billete de vuelta.


Un día feliz. Así describe Lorenzo sus sensaciones tras su última carrera: «Son sensaciones de euforia, pero además añadiendo las de libertad. Estoy más feliz, sobre todo más libre que después de ganar las carreras o campeonatos. Es sensación de felicidad, de libertad, de estar orgulloso y agradecido».

¿El día más feliz del último año o último año y medio?: «De este año seguro. No he tenido muchas oportunidades de equiparar el momento de hoy con otro momento de la temporada. Pero, como he dicho, he tenido la oportunidad de vivir momentos fantásticos. He conseguido más de 150 podios, con casi 300 carreras en el campeonato y cinco títulos mundiales. Para mí es muy difícil elegir un momento en especial, pero hoy para mí es el cuarto día especial de mi carrera. Además, se añade esa libertad por poder decir que me voy de aquí habiendo tenido éxito y entero físicamente para poder disfrutar el resto de mi vida de todo lo que he conseguido. Eso no lo pueden decir todos los pilotos y yo sí lo puedo decir»

Se queda con el cariño que ha recibido del paddock en estos últimos días y se muestra sorprendido por haber recibido tanto: «Un mensaje es imposible elegirlo, pero puedo elegir los abrazos, y también los agradecimientos que me ha dado la gente que está más próxima y a la que más cariño tengo. En general, si hacemos un balance de los cuatro días, me ha sorprendido el cariño, el amor y los comentarios que he recibido de todo el paddock en general, a través de las redes sociales o de los abrazos que me han dado en persona. No podía imaginar un fin de semana así, con esa muestra de cariño y respeto de todos. Además, hemos acabado de la mejor manera posible para el equipo y eso me hace muy feliz. No veo la hora de poder celebrarlo con ellos, con mi gente, con mis amigos y familia».

¿Por qué le han sorprendido tantas muestras de cariño?: «Los que me conocéis sabéis cómo he evolucionado como piloto, pero también como persona. Siempre he tenido un carácter con mucha personalidad y eso, sobre todo al principio, por declaraciones que podía haber hecho para demostrar dureza y ser fuerte, pues no gustaron a gran parte del público. Pero al final la gente ha visto más o menos cómo soy de verdad, aunque el 90 por ciento del tiempo se me ve concentrado y con cara de serio por la fisonomía que tengo, y es difícil ver al Jorge Lorenzo real, al Lorenzo relajado, amigable y divertido que creo que soy. Con tantas entrevistas, tantos momentos de imágenes y de declaraciones durante 17 años, la gente ha visto quién es Jorge Lorenzo y eso ha hecho que la gente me apreciara mucho más, también por las dificultades que he vivido en Yamaha, pero sobre todo en Ducati y en este año tan difícil. La gente me ha cogido mucho cariño, lo he visto estos días y me quedaré con eso para siempre».

Sobre qué consejo le daría al Jorge Lorenzo que empezó en el Mundial con 15 años, en Jerez en 2002: «No cambiaría mucho todo lo que he hecho. ¿Qué consejo le daría al Jorge 15 años? No sé, quizá "Ve con más cuidado y cáete menos, para sufrir menos lesiones". Dentro de lo que cabe, salgo de aquí entero, algo que desgraciadamente con algunos de nuestros compañeros no ha podido ser así, así que he tenido suerte también en ese sentido. En cuanto a poder demostrar mi talento y mis resultados, podría haber ido mejor, pero podría haber ido muchísimo peor, así que estoy orgulloso y satisfecho».

Sobre sus planes de futuro. Lo primero, un viaje a Bali sin billete de vuelta; después, abierto a las opciones que vayan surgiendo: «Estoy planeando ya... De hecho, me he sacado el billete para ir a Bali. Allí me aprecian mucho los indonesios, soy muy conocido y seguro que me tratarán muy bien, porque son gente muy cordial. Además, el sitio es magnífico y a mí siempre me ha gustado el sol. Quiero escapar un poco de este frío invierno, ir a relajarme, sin presión y sin nada. Igual me va a crecer un poco la barba que he perdido un poco por el estrés y la presión que he tenido este año. Con las vacaciones voy a estar más relajados, me va a dar el sol y voy a disfrutar con los amigos. He cogido el billete de ida, pero no el de vuelta; igual si me gusta mucho la cosa, me quedo dos o tres de semanas. Cuando vuelva, será importante analizar un poco cómo está la situación, qué es lo que me apetecerá hacer. No estoy cerrado a nada, por lo menos para escuchar y a ver qué se me ofrece. Con la idea muy clara de que lo importante es disfrutar, hacer lo que me apetezca, simplemente, y vivir la vida, que sólo es una».