Trabajada victoria para el piloto español

El bicampeón de MotoGP está lanzando en este tramo de la temporada, en el que encadena cuatro victorias consecutivas liderando todas las vueltas. Tras ganar en Montmeló se ha situado a un sólo punto del liderato que ocupa su compañero Valentino Rossi.

Jorge Lorenzo está de dulce. Lo ha demostrado nuevamente en Montmeló, donde ha vuelto a llevarse una victoria tras dominar de principio a fin. Aun así, no ha sido fácil, ya que la presión de Rossi en las últimas vueltas ha hecho que el español no haya tenido ni un respiro hasta el final. Así lo explicaba al término de la carrera: «He tenido que esforzarme más que nunca en mi carrera, porque como casi siempre Valentino ha encontrado algo más en carrera. Con esta temperatura hemos tenido más problemas de lo esperado, y él en cambio ha dado un paso adelante. Cuando me ha recuperado seis décimas en una vuelta he pensado que perdería la carrera. He tenido que ponerme las pilas al máximo, apurar las frenadas un poco más, abrir gas un poco antes incluso cuando la rueda de atrás estaba derrapando. Me he esforzado muchísimo pero ha valido la pena, porque hemos conseguido esta victoria muy importante y la cuarta consecutiva, que nunca la había conseguido».

La concentración del piloto del Movistar Yamaha ha sido clave para llevarse una nueva victoria: «Menos mal que uno de mis puntos fuertes es la concentración y el martillo, el no equivocarse y no cometer errores. Si no hubiese tenido este punto fuerte hoy Valentino hubiese ganado», aseguraba tras la carrera.

Tanto el piloto español como Yamaha se encuentran en un gran momento de forma. Sobre ello, Lorenzo indicaba que «estamos haciendo unas carreras casi perfectas, pero lo malo es que Valentino cada domingo encuentra algo y es muy regular. Entonces es difícil recuperarle puntos, pero ya estamos a un punto y si en las siguientes quedamos por delante de él ya estaremos delante. Pero lo importante es no cometer errores, Márquez este año está teniendo muchos y eso le penaliza mucho de cara al campeonato. Lo bueno es que nuestra moto va bien en carrera y nosotros no cometemos errores».

Pese al gran estado de forma, el bicampeón de MotoGP sabe que hay que seguir trabajando: «Por suerte en Yamaha llevamos seis victorias de siete y la moto funciona. No nos tenemos que dormir, porque siempre conseguimos en carrera grandes resultados, pero tenemos que trabajar durante todo el fin de semana en la puesta a punto de la moto, así que a empujar a Yamaha y nosotros entrenando mucho»