El balear se ha llevado su segundo triunfo del año en Le Mans

El piloto del Movistar Yamaha MotoGP se mostraba muy satisfecho después de subir a lo más alto del podio en el GP de Francia, cosechando una victoria que le sitúa en el segundo puesto del campeonato.

Jorge Lorenzo se encuentra en estado de gracia y así lo ha demostrado en Le Mans, logrando su segunda victoria consecutiva de la temporada tras una carrera en la que ha liderado de principio a fin. Al término de la carrera, hacía un buen balance de su segundo triunfo del año: «Ha sido una carrera difícil, porque el neumático delantero nos ha dado problemas desde el principio en la parte derecha, pero por suerte con el depósito más vacío ha mejorado y también cambiando un poco el estilo de conducir, frenando un poco antes, he podido sobrevivir a ese bajón del neumático y mantener la distancia. He visto que Valentino ha pasado a la segunda posición, apretando muchísimo e incluso recuperándome en algunas vueltas la diferencia. He tenido que apretar mucho, sobre todo en las frenadas, para bajar esas dos o tres décimas que me han permitido ampliar la ventaja. Al final me he encontrado muy bien en esas últimas vueltas», aseguraba Lorenzo.

Los triunfos de Jerez y Le Mans han sido calcadas, ejerciendo un dominio que le ha servido para posicionarse como el piloto más en forma de la categoría. El piloto de Yamaha tiene claro cómo se han forjado las victorias en las dos últimas carreras: «Tirando mucho, estando muy concentrado y sin cometer errores, si no hubiese sido imposible ganar estas dos carreras. Yo creo que el motociclismo es un deporte muy mental, en el que influyen muchísimas cosas, no solo el piloto sino también la moto al 50%; y dentro de ese 50% hay muchos aspectos, entonces tienes que tener todo en su sitio. Aparte de eso también en las primeras carreras fallaron cosas externas a la moto y al piloto, y no pude demostrar ahí el potencial. Pero en estas dos últimas carreras ha salido todo bien y he podido pilotar como yo sé».

Por último, hablaba sobre las opciones de Yamaha esta temporada, ya que tras el doblete de la marca de los diapasones en Le Mans, Rossi y él son los dos primeros clasificados del campeonato: «Creo que este año Yamaha tiene una gran oportunidad de ser Campeones del Mundo tanto con Valentino como conmigo y hay que aprovecharla. Márquez ha cometido algunos errores al inicio de temporada y parece que la Honda no tiene esa ventaja que tenía al inicio el año pasado, y cuando es así hay que aprovecharlo hasta que dure», finalizó.