Con su victoria, el balear se acerca al liderato de Rossi

Sexto triunfo de la temporada para el piloto del Movistar Yamaha, que no subía a lo más alto del podio desde que venció en Brno. El español ha gestionado a la perfección su ventaja para imponerse y recortar nueve puntos a Rossi.

Jorge Lorenzo ha dado un gran paso adelante en su pelea por el título de MotoGP. Su fin de semana en Alcañiz ha sido muy constante y lo ha cerrado con una impecable victoria después de que Márquez se fuese al suelo en la segunda vuelta y de que ni Pedrosa ni Rossi hayan sido capaces de replicar su ritmo. El balear, que ahora está a 14 puntos de Rossi, hacía un extenso resumen de la carrera que ha supuesto su sexta victoria de la temporada: «Que Marc haya caído me ha facilitado muchísimo las cosas, porque como ha demostrado todo el fin de semana y especialmente en el warm up era muy fuerte siempre, pero sobre todo cuando el neumático trasero decaía. No se sabe lo que hubiese pasado a final de carrera; si hubiésemos batallado al final o él hubiese tenido mejor ritmo. Empujar tan fuerte en las primeras vueltas seguramente ha hecho que Marc arriesgase tanto sobre todo en las frenadas para recuperarme terreno y forzase un poco la rueda delantera. Así que hoy hemos sido afortunados de la caída de Marc, pero no he podido relajarme mucho porque a pesar de tener una gran distancia, sabía que Dani iba a tener un gran ritmo toda la carrera, más aún teniendo a Valentino detrás, y así ha sido. Quizá he tenido una o dos décimas de margen por si apretaban, pero no mucho más. He hecho una carrera muy buena desde el punto de vista de concentración, desde la primera curva, y estoy muy contento por cómo ha ido todo el fin de semana y por esta victoria, que es importantísima».

MotoGP-Aragón-2015_Lorenzo-domingoCrónica de la carrera
MotoGP Aragón 2015: Lorenzo vence y aprieta el campeonato

Al entrar en el parque cerrado, ha celebrado el triunfo haciendo el gesto del tiburón, el animal que le representaba a él en el casco que Rossi lució en Misano. Sobre esa celebración, Lorenzo aseguraba que «el tiburón estaba muy herido en estas dos últimas batallas, pero nunca ha dejado de creer que es posible alcanzar a ese pez amarillo que casi siempre se escabulle en todas las circunstancias».

También tenía palabras para Dani Pedrosa, que con su segundo puesto ha robado unos valiosos puntos a Rossi: «Hoy me ha beneficiado. Tengo que agradecer su empeño, evidentemente por él mismo, pero para nosotros es una gran ayuda esos cuatro puntos».

El lema que ha mostrado tras su triunfo ha sido “Yes, we can”, algo que va de maravilla para explicar cómo está siendo la temporada: «A pesar de que hemos tenido momentos en los que hemos cometido errores, un poco de mala suerte a veces, y de que hemos perdido muchos puntos en algunas carreras, nunca hemos dejado de creer en este campeonato, a pesar de que va a ser muy complicado porque Valentino está empeñado en ganarlo y está muy fuerte los domingos. Es posible, será muy duro, pero tenemos un gran potencial que vamos a tratar de aprovechar en todas las carreras».

«De momento Rossi y yo no hemos tenido ningún encontronazo en la pista, que eso hace que la tensión crezca todavía más y eso está ayudando, pero podría ser que sucediese en cualquier momento».

Sobre su rivalidad con Rossi dentro de las filas del Movistar Yamaha, Lorenzo no esconde que, pese al respeto que ambos se tiene, la tensión está creciendo en cada carrera: «La tensión está ahí porque nos estamos jugando una cosa muy importante, y seguramente está creciendo un poco esa tensión con respecto a la que había a principio de año. Eso es verdad, estaría mintiendo si no fuera así. De momento no hemos tenido ningún encontronazo en la pista, que eso hace que la tensión crezca todavía más y eso está ayudando, pero podría ser que sucediese en cualquier momento. Así que vamos a intentar respetarnos siempre como grandes pilotos que somos y al final que decidan los puntos y lo que hagamos en pista».

Precisamente, hablando de encontronazos, los dos pilotos de Yamaha han tenido uno esta mañana en el warm-up, cuando se han cruzado en el pit-lane al ensayar el cambio de moto. El mallorquín se ha mostrado algo molesto en ese momento, pero posteriormente reconocía que no había sido culpa de Valentino: «Yo sólo he visto que cuando he hecho el cambio de moto y he querido salir le he visto en mi posición, pero no sabía que él quizá no había querido arriesgar, por si mi mecánico me dejaba pasar, entonces podíamos habernos chocado. No entendía por qué se había puesto ahí; por eso en caliente y con la adrenalina al máximo me he impacientado un poco».

Por último, parece que tanto él como su equipo han encontrado un remedio en los días que amenaza lluvia, como sucedía esta mañana en MotorLand: «Hemos puesto “Comes the sun” de los Beatles, y hemos celebrado esa desaparición de las nubes».