Lorenzo y Pedrosa vuelven a compartir pista en los test de MotoGP en Portimao

Casi dos años después, Jorge Lorenzo y Dani Pedrosa se reencontrarán en pista en los test de MotoGP que se celebran este miércoles y jueves en Portimao. Las dos Leyendas de MotoGP (Lorenzo, a falta del nombramiento oficial) comentan sus sensaciones tras volver a coincidir en sus nuevos roles como pilotos de pruebas.


En los dos últimos años, dos piezas clave de una de las generaciones más brillantes de la historia de MotoGP pusieron fin a sus respectivas trayectorias. En 2018, Dani Pedrosa se retiró de la competición y en 2019 fue Jorge Lorenzo el que hizo lo propio. Ambos aparcaron sus carreras deportivas tras más de 15 años en activo en el Mundial y, casualmente, los dos se fueron vistiendo los colores del Repsol Honda. Pedrosa fue nombrado Leyenda de MotoGP antes de su última carrera, mientras que Lorenzo aún tiene pendiente ser condecorado, algo que estaba previsto para el GP de España (Jerez) pero que se pospuso por la pandemia.

Sin embargo, ninguno de los dos quiso colgar el mono definitivamente. Dani fichó por KTM para ejercer de probador a partir de 2019, embarcándose en un proyecto que recibió un soplo de aire fresco desde su llegada y en el que se ha convertido en una pieza fundamental para el notable desarrollo de la RC16 en el último año. Su camino fue seguido por Lorenzo, que en enero de este año confirmó su retorno a Yamaha para trabajar también como piloto de pruebas. El mallorquín no le ha podido sacar jugo a su nueva faceta, ya que hasta la fecha sólo ha podido rodar dos días en Sepang y la situación actual con la pandemia del COVID-19 le dejó sin la oportunidad de hacer un wild-card que ya tenía pactado en Montmeló.

Hasta el momento, ni Pedrosa ni Lorenzo habían coincidido en ninguno de los test. Bien es cierto que los dos rodaron en Sepang el pasado mes de febrero, pero lo hicieron en días diferentes, ya que en las dos jornadas que estuvo Lorenzo en pista fue Mika Kallio el que entrenó con la moto de pruebas de KTM. Pero ha llegado el momento del reencuentro; tras casi dos años sin compartir pista, desde aquel GP de Valencia de 2018 en el que Pedrosa dijo adiós, el #26 y el #99 vuelven a cruzar sus caminos en el test de MotoGP que se celebra este miércoles y jueves en Portimao.

Las dos jornadas de pruebas servirán de familiarización con el circuito de Portimao, escenario inédito en el calendario de MotoGP que pondrá la guinda a la temporada 2020 el próximo 22 de noviembre. En dicho test estarán buena parte de los pilotos de la actual parrilla de MotoGP, pero todos ellos rodando con motos de calle, ya que la limitación de pruebas impide que puedan salir a pista con los prototipos de la categoría reina. Los que sí pueden entrenar con las MotoGP son los pilotos probadores, que en la previa de los test concedieron una rueda de prensa en Portimao en la que, como no podía ser de otra manera, Dani Pedrosa y Jorge Lorenzo acapararon buena parte de los focos.

El retorno de los dos a una sala de prensa (esta vez desangelada y con los periodistas preguntando telemáticamente a través de Zoom) fue el preludio de ese esperado reencuentro de dos leyendas en pista. Ambos manifiestan cierta ilusión por ello y nostalgia de los duelos del pasado: «Para mí es bueno, porque hemos compartido pista desde los 15 años y ahora todavía seguimos haciéndolo, no tan habitualmente. Es bueno, porque también hago muchos test en solitario y de vez en cuando está bien, pero también es más entretenido cuando estamos todos», comentó Pedrosa. «En este caso, también tener a Jorge, que ha sido uno de mis grandes rivales, compartiendo pista es algo que me gusta. Es una sensación diferente no salir ahí a intentar ganarle como sea, pero es guay poder estar en el paddock y también poder hablar de otras cosas», respondió el de Castellar del Vallés a la pregunta de MOTORBIKE MAGAZINE.

Por su parte, Jorge Lorenzo volverá a subirse a una moto casi nueve meses después de su última toma de contacto. Lo hará, además, con la Yamaha de 2019. Para él, reencontrarse con Pedrosa será un aliciente más en estas dos jornadas de pruebas: «Como dice Dani, está muy bien, porque además ya hemos pasado la barrera de los 30. Yo tengo 33 y él tiene 35 recién cumplidos y han pasado muchos años. La primera vez que le vi, yo tendría unos 11 o 12 años, él dos años más, y ha cambiado mucho la historia. Somos los dos Campeones del Mundo, hemos tenido mucho éxito en el motociclismo y ahora estamos disfrutando de lo que más nos gusta, que es ir en moto, sin la presión de antes. Pero uno siempre es competitivo y siempre quiere ir lo más rápido que pueda en este momento, y estos dos días será igual. Evidentemente, te guardarás un 1% que ponías de más cuando tenías que entrar en la Q2, pero uno siempre tiene su lado competitivo y quiere hacerlo bien. Así que a disfrutarlo mucho... y a ver quién es el más rápido», remató el pentacampeón. Será un ejercicio de nostalgia volver a ver a estas dos Leyendas de MotoGP de nuevo juntos sobre la pista.

Deja una respuesta

Volver a la home