Lorenzo no sabe si correrá en Tailandia

Después de una escalofriante caída, Jorge Lorenzo ha sido sometido a varias pruebas en el hospital de Buriram. Al parecer, no sufre ninguna fractura, pero sí una fuerte contusión en la muñeca izquierda y otra en el pie derecho, que ya estaba lesionado. Dice que la caída se ha debido a una fallo técnico y, dependiendo de cómo se encuentre mañana, decidirá si corre o no en Tailandia.


Sobresalto importante para Jorge Lorenzo en el comienzo del GP de Tailandia. El piloto mallorquín llegaba con problemas físicos tras la caída de Aragón, en la que se luxó el dedo gordo del pie derecho y se fracturó el segundo metatarsiano, motivo que le hacía desembarcar en Buriram en condiciones delicadas y con algunas dudas sobre su participación en esta cita.

Las dudas se han multiplicado después de una caída brutal en la segunda sesión de entrenamientos libres, en la que Lorenzo ha salido volando por encima de su Ducati después de que extrañamente se le bloquease el tren trasero. El piloto mallorquín pasó una primera revisión en el centro médico del circuito que descartó que sufriera fracturas, aunque sí tenía una fuerte contusión en la muñeca izquierda y otra en el tobillo derecho, así que era preciso revisar ambos golpes. Por este motivo, se le trasladó al hospital de Buriram para ser sometido a un TAC que sirviera para tener un diagnóstico más preciso.

Parece que el balear no sufre ninguna fractura y ha regresado después al circuito tailandés, pero podría tener una microfisura en el radio derecho. Davide Tardozzi había explicado que tras el primer análisis de los datos no parecía que la caída se hubiera producido por una avería, pero después de un análisis más preciso Lorenzo ha confirmado después que sí se debe a un fallo técnico: «Los ingenieros han mirado toda la información de la telemetría y han visto que ha sido un fallo técnico de la moto. No puedo especificar, no puedo dar más detalles. Ha sido un fallo técnico, no ha sido mi culpa. Ni por inclinar más, ni por frenar más con el freno trasero, ni nada por el estilo», ha asegurado el pentacampeón. Por el momento no ha salido a la luz cuál ha sido el fallo en su Ducati, pero Lorenzo ha explicado que «más o menos se sabe la causa del problema y cambiando algunas cosas no tendría que pasar otra vez».

Lorenzo considera que ha tenido suerte teniendo en cuenta lo aparatosa que ha sido la caída. Sobre si mañana se subirá a la moto, aún no lo tiene claro: «Si era difícil ya correr tal y como estaba esta mañana, ahora la situación ha empeorado más, pero no me quiero precipitar hasta que vea cómo me encuentro al levantarme por la mañana»«Las posibilidades de que coja la moto mañana no son muy altas, pero hasta que no vea cómo me encuentro, sobre todo de la muñeca y del tobillo, no quiero tomar ninguna decisión», decía el #99. La suerte no le está acompañando en las últimas carreras, ya que tras los abandonos por caída en Misano y MotorLand Aragón, podría causar baja en Tailandia tras esta caída.