Jorge Lorenzo podría prescindir de Álex Debón como ‘coach’

Sólo tres meses después de anunciar que Álex Debón sería su asesor de pista para MotoGP 2018, Jorge Lorenzo está cerca de romper su relación con el expiloto valenciano cuando sólo ha transcurrido una carrera de la temporada.


El pasado mes de diciembre se anunció oficialmente que Álex Debón volvería a estar al lado de Jorge Lorenzo. El expiloto valenciano fue una figura clave en los dos títulos del mallorquín en 250cc y regresaba a su lado casi una década después para volver a ejercer la labor de ‘coach’ y fortalecer el staff del pentacampeón del mundo, mejorando la comunicación entre el piloto y los ingenieros. Además, Debón ya había trabajado con Gigi Dall’Igna en su etapa en Aprilia, por lo que conoce perfectamente al capo de los de Borgo Panigale.

Debón estuvo presente en los test de pretemporada de Malasia, Tailandia y Qatar, y también en el GP de Qatar, pero parece que la primera cita de MotoGP 2018 será la última para el de la Vall d’Uixo como asesor de pista de Lorenzo. Según adelantó ‘Motorsport.com’, ambas partes está muy cerca de poner fin a su vinculación y Debón ya no viajará al GP de Argentina de la próxima semana.

La decisión es, cuanto menos, sorprendente, ya que durante la presentación oficial de Ducati en el pasado mes de enero, Lorenzo valoraba muy positivamente el regreso de Debón a su grupo de trabajo«Yo creo que en la vida es importante estar rodeado de gente en la que confías y que te hace reír. Es importante estar bien; la vida se vive mejor en compañía que estando solo y Álex es una persona muy positiva que me conoce desde hace mucho tiempo. Somos amigos y seguro que nos vamos a divertir mucho este año, independientemente de los resultados que consigamos», decía por aquel entonces.

Sin embargo, a falta de la confirmación oficial, todo apunta a que no seguirán trabajando juntos. La web italiana ‘pu24.it’ va más allá y asegura que Lorenzo ya habría comunicado la decisión a Ducati. Así las cosas, el trabajo de ‘coach’ de Lorenzo recaerá en Michele Pirro, piloto probador de la marca italiana, que ya llevó a cabo esta función el pasado año.