Jorge Lorenzo, fuera de carrera en el GP de Las Américas 2019

Jorge Lorenzo tuvo que abandonar en Austin por un problema mecánico del que no pudo dar detalles. Eso sí, el mallorquín dejó claro que no fue un problema en la cadena como el que tuvo el sábado en la Q2.


Al igual que le pasó en 2018 con Ducati, cuando tuvo una espectacular caída en Tailandia por un problema mecánico en su Desmosedici -meses después, ya fuera de la firma italiana, reconoció que había sido una rotura de motor-, Jorge Lorenzo no pudo desvelar las causas del problema técnico que le obligó a abandonar en la carrera de MotoGP en Austin.

Al piloto mallorquín le está pasando de todo en su estreno con el Repsol Honda Team. Primero se rompió el escafoides unos días antes de la presentación del equipo, lesión que le hizo perderse los test de MotoGP en Sepang. Después, en Qatar, sufrió una caída en el FP3 en la que se fisuró una costilla y también tuvo un problema con el embrague que le hizo perder muchas posiciones en las primeras vueltas. El colmo llegó en Argentina, donde apretó por error el limitador del pit lane en la salida y bajó al último puesto, y además se quedó sin goma en el semimanillar izquierdo durante la carrera.

Lorenzo, en el momento del abandono. (Foto: Jesús Robledo)

En Austin se le salió la cadena durante la Q2, un incidente similar al que tuvo Márquez en la cuarta sesión de libres de Argentina y que Honda ya está investigando para que no se repita. La mala suerte para Lorenzo siguió en carrera, ya que un problema técnico que aún no ha sido determinado le obligó a abandonar cuando estaba rodando en la décima posición. Es el primer cero de la temporada para Lorenzo, que después de tres carreras con el Repsol Honda suma únicamente siete puntos.

El piloto español no pudo explicar cuál fue ese misterioso problema que le hizo abandonar la carrera de Austin. «La moto ha tenido un problema que no me ha hecho terminar la carrera y Honda lo está investigando, es lo único que puedo comentar ahora mismo». El #99 no quiso ahondar más en el tema: «Lo que puedo, creo que es suficiente».

Eso sí, Lorenzo especificó que el problema no tuvo que ver con lo que le pasó el sábado, cuando se le salió la cadena: «No ha sido la cadena. Me ha pasado un par de veces y en la segunda he desistido. He intentado seguir probando, pero en esa misma vuelta me ha sucedido otra vez y he parado la moto», subrayó el pentacampeón del mundo.

En cuanto a la salida, uno de los puntos en los que aún tiene que mejorar con la Honda, Lorenzo expresó que «la salida ha muy bien con el embrague; después, faltó algo de potencia y me pasó algún piloto, pero bastante bien».

Por último, cree que hubiese optado a estar entre los ocho primeros en la carrera de no haber sido por el problema, aunque beneficiado por los abandonos que se produjeron por delante, como los de Márquez y Crutchlow, o por el Ride Through de Viñales: «El ritmo era mejor que en el warm up. Creo que hoy hubiésemos sido afortunados con las caídas, como en Argentina o incluso más, y eso nos hubiese hecho terminar octavos o novenos, porque creo que tenía mejor ritmo que Bagnaia y Pol Espargaró. Sin caídas, igual el 12º o 13º. Ese era nuestro ritmo».