Doblete de Rea, que podría ser campeón en Francia

Jonathan Rea volvió de vacaciones a lo grande tras llevarse la victoria en las dos mangas del Mundial de Superbike en Portimao. El británico tendrá su primera opción de ser campeón en Magny-Cours.


El Mundial de Superbike regresaba tras un parón de más de dos meses en el Autódromo do Algarve, en Portimao. El trazado portugués iba a poner fin a unas largas vacaciones, y lo cierto es que el certamen volvió tal y como se fue al parón, con Jonathan Rea arrasando.

El británico ya acaricia su cuarto título consecutivo en el Mundial de Superbike después de lograr su tercer doblete seguido en lo que va de temporada, tras los que había cosechado en Laguna Seca y Misano. Hubo sorpresa en la Superpole del sábado, con Eugene Laverty haciéndose con la primera posición, pero en lo referente a las dos mangas no hubo nadie que pudiera con Rea.

Laverty acabó por los suelos en la primera curva de la manga del sábado tras ser arrollado por Xavi Forés, al que se le descontroló su Ducati en la llegada al primer viraje. La carrera no tuvo mucha historia, ya que Rea tomó la primera posición desde el inicio y nadie pudo pararle. Poco a poco fue cimentando su victoria mientras abría hueco respecto a Melandri y Savadori. El de Aprilia perdió la tercera por una caída a mitad de carrera que le dejó el podio en bandeja a Michael VD Mark, mientras que Davies coronó una gran remontada desde el 14º puesto acabando en la cuarta plaza. El top 5 lo cerró Sykes, con Baz sexto tras vencer en su duelo particular a Jordi Torres.

Rea repite


Si algo ha quedado claro en los dos últimos años es que el formato de parrilla invertida tampoco puede frenar a Rea. Partiendo desde la novena plaza, el de Kawasaki no tardó ni una vuelta en situarse en posiciones de podio. Tras adelantar a Sykes se colocó segundo en la tercera vuelta y se mantuvo durante varios giros a rueda de Davies, que estaba llevando el peso de la prueba. El galés se resistía a dejar el liderato y opuso cierta resistencia a Rea, pero a nueve vueltas del final el triple campeón del mundo impuso su ley.

Nada más ponerse en cabeza empezó a tirar y rompió el grupo, mientras por detrás se fraguaba una bonita lucha por la segunda posición entre las Ducati de Melandri y Davies y la Yamaha de VD Mark. El holandés fue el más listo y aprovechó el duelo de las Panigale para superar a ambos y asentarse en la segunda plaza.

La carrera se estiró y se estabilizó del todo, con Rea controlando su renta al frente de la carrera y llevándose una nueva victoria, la 12ª de la temporada, por delante de VD Mark y de Melandri. Davies, mermado aún físicamente tras un verano en el que ha sufrido dos fracturas en la clavícula derecha entrenando, una mientras hacía bici de montaña y otra cuando practicaba supermotard. Sykes fue quinto, entrando pegado a la Ducati de Davies. En cuanto a los pilotos españoles; Xavi Forés acabó 10º, Jordi Torres 13º y Román Ramos tuvo que abandonar.

Tras el paso del WorldSBK por Portimao, Jonathan Rea dejó el campeonato prácticamente visto para sentencia. Dispone ya de 116 puntos de ventaja sobre Chaz Davies cuando quedan 150 en juego, por lo que tiene firmes opciones de cerrar el título en la próxima cita, que se disputará el fin de semana del 29 y 30 de septiembre en Magny-Cours.