El tres veces Campeón del Mundo de Superbike habla sobre su futuro

Jonathan Rea vuelve a hablar sobre la posibilidad de llegar a MotoGP en el futuro y, aunque no cierra puertas al hecho de poder moverse de campeonato, tiene bastante claro que sólo lo hará dentro de un proyecto competitivo.



Ni siquiera hemos acabado el 2017 y el torrente de noticias sobre los fichajes que se pueden producir de cara a 2019 es cada vez más alto. Los pilotos más destacados de MotoGP y Superbike finalizan contrato el próximo año, lo que podría desembocar en un mercado de fichajes loco en la parrilla de la categoría reina. No sólo se habla de cambios de equipos entre los pilotos actuales de MotoGP, sino que se pone la mirada en corredores de otras categorías como Moto2 o de otros campeonatos, como Superbike. Y como no podía ser de otra manera, siempre que se apunta a un piloto del WSBK se hace con el vigente tricampeón, Jonathan Rea.

Desde que Rea empezó a arrasar en Superbike tras fichar por Kawasaki en 2015, e incluso cuando ya hacía maravillas con una Honda que no gana el título desde 2007, su nombre se ha manejado en muchas quinielas como posible piloto en MotoGP. Sin embargo, el norirlandés nunca ha tenido una oferta realmente llamativa para dar el paso, y tiene bastante claro que si esta no llega, seguirá en Superbike, donde está cerca de convertirse en el mejor piloto de la historia del certamen.

El de Kawasaki tiene clara la situación que habrá el año que viene. No cierra las puertas a MotoGP, pero destaca que tiene la vista puesta en la temporada 2018, en la que peleará por igualar a Carl Fogarty como el piloto con más títulos en la historia del WSBK: «El próximo año seguiré en el mismo equipo, de lo que estoy realmente contento, pero 2019 y 2020 están en el aire. Un montón de asientos están abiertos en MotoGP y también en el Mundial de Superbike. Parece que todos los pilotos acaban contrato a final de la próxima temporada. Va a ser un periodo divertido para jefes de equipo, managers de pilotos y el mercado de fichajes. Mi atención está puesta en 2018, pero pensando después de esto, no tengo una idea real de dónde estará mi futuro», dice en una entrevista concedida a ‘Cycle News’.

Sobre una posible marcha a MotoGP, el norirlandés ya ha dicho en repetidas ocasiones que sólo se moverá si en la categoría reina cuenta con material competitivo, postura que vuelve a reforzar: «Para estar en MotoGP necesitas un buen equipo y una buena moto. No estoy interesado en ir a MotoGP y sufrir con una moto que no sea competitiva sólo para estar allí, aparcar mi motorhome en el paddock y decir que soy un piloto de MotoGP. Siento que merezco mi oportunidad con una moto oficial. Incluso si esto no pasara, no me quitaría el sueño porque realmente me gusta mi vida aquí. Creo que Superbike ahora mismo está en un divertido periodo de transición. Sé que si fuera a MotoGP con la moto adecuada, podría hacer un buen trabajo y mostrar mi potencial. El tiempo lo dirá. Ya veremos».

Cabe recordar que ya en 2012 disputó dos carreras con el Repsol Honda, sustituyendo al lesionado Casey Stoner en Misano y MotorLand Aragón, donde fue octavo y séptimo, respectivamente. Rea recuerda que ya ha tenido contacto previo con MotoGP, pero nunca ha recibido una propuesta interesante para poner rumbo allí. Vuelve a recalcar que cree que merece una moto oficial: «Por supuesto, la gente de MotoGP siempre ha puesto sus ojos en mí y mi manager siempre estuvo atento. He tenido oportunidades en el pasado, pero nunca con un equipo con buen material y apoyo de fábrica. Como he dicho, no estoy interesado en ir allí sólo para aparecer en los números. Quiero estar allí con una buena moto, lo que siento que merezco. Si la tengo, creo que puedo hacer un buen trabajo».