Jonathan Rea y Kenan Sofuoglu puso fin a una maldición que se extiende desde hace casi dos décadas

Revalidar el título es algo difícil de conseguir, pero hacerlo con el 1 en el carenado se había convertido en un objetivo prácticamente imposible. Jonathan Rea y Kenan Sofuoglu han roto este año la maldición del 1 en Superbike y Supersport; un mal fario que se extiende también en las tres categorías del Mundial de Velocidad.



El 1, ese número inequívoco que diferencia al campeón del resto, estaba acompañado de una maldición desde hace casi dos décadas. Bien es cierto que el marketing está acabando con esa magnífica tradición de lucir ese dorsal reservado a los campeones, pero aquellos que lo han llevado tampoco han sido capaces de sacarle partido, arrastrados por esta especie del mal fario.

Lo más llamativo de todo es que, hasta el pasado sábado, la maldición del 1 se extendía a varios campeonatos y categorías: 500cc/MotoGP, 125cc/Moto3, Mundial de Superbike y Mundial de Supersport. Todas ellas cuentan con esta losa que tanto Jonathan Rea como Kenan Sofuoglu han conseguido romper este año en sus respectivas categorías.

Y es que Jonathan Rea se ha convertido en el primer piloto que gana el título con el 1 en el carenado desde que lo hiciera Carl Fogarty en 1999. Desde entonces, el propio Fogarty en el año 2000, Colin Edwards en 2001, Troy Bayliss en el 2002, James Toseland en 2005, Troy Corser en 2006, Max Biaggi en 2010, Tom Sykes en 2014 y Sylvain Guintoli en 2015 fueron incapaces de hacer valer su condición de número 1 y, llevando este dorsal, cedieron la corona conseguida un año antes. Varios de ellos volvieron a ganar títulos, pero fue en todos los casos con sus icónicos dorsales.

En el Mundial de Supersport nunca nadie se había proclamado campeón con el número 1 en el carenado hasta que lo consiguió Kenan Sofuoglu. De hecho, el único piloto que hasta entonces había conseguido encadenar dos títulos seguidos -Sébastien Charpentier- lo hizo llevando el dorsal 16. Del resto que intentaron revalidar corona con el 1, sucumbieron todos: Sthepane Chambon en el 2000, Jorg Teuchert en 2001, Andrew Pitt en 2002 y 2008, y Fabien Foret en 2003. Kenan Sofouglu lo ha logrado en su primera tentativa, ya que tras sus títulos anteriores siempre había llevado su particular 54.

Por lo tanto, Rea y Sofuoglu han demostrado este año con creces por qué llevaban el número 1 en su carenado, revalidando los logros que obtuvieron en 2015. Ambos son los encargados en romper la maldición de este mágico número, un maleficio que sigue vigente en las tres categorías del Mundial de Velocidad.

 

Doohan y Aoki, los últimos

Para ver al último piloto que ganó el título con el 1 en la categoría reina del motociclismo hay que trasladarse a 1998, cuando lo consiguió Mick Doohan. Desde entonces nadie más pudo hacerlo: Doohan lo perdió en 1999, Álex Crivillé en el 2000, Kenny Roberts Jr. en 2001, Nicky Hayden en 2007,  Casey Stoner en 2008 y 2012, y Jorge Lorenzo en 2011. Los únicos capaces de encadenar dos o más títulos en este lapso de tiempo han sido Valentino Rossi -del 2001 al 2005, y de 2008 a 2009- y Marc Márquez -2013 y 2014-; dos pilotos que se han mantenido siempre fieles a sus característicos 46 y 93.

Lo mismo sucede en la categoría pequeña, donde nadie gana el campeonato con el 1 desde que lo hiciera Haruchika Aoki en 1996. Kazuto Sakata falló en 1999, Emilio Alzamora en el 2000, Manuel Poggiali en 2002, Arnaud Vincent en 2003, Thomas Luthi en 2006 y Gabor Talmacsi en 2008, añadiendo más casos a la lista de la maldición. Desde aquel 2008, en el que ganó Di Meglio, todos los campeones de 125cc/Moto2 han subido de categoría.

Los únicos casos diferentes en las últimas décadas habían llegado en 250cc, donde Dani Pedrosa en 2005 y Jorge Lorenzo en 2007 revalidaron la corona del cuarto de litro portando el dorsal del campeón. Sin embargo, el caso de Tito Rabat en 2015 recuperó este mal fario. Esta temporada Zarco ha sido el primer piloto de la historia de Moto2 capaz de encadenar dos campeonatos, pero lo ha hecho con su característico número 5. ¿Miedo a la maldición, tal vez?

Veremos si el antídoto a la maldición del 1 que han transmitido Jonathan Rea y Kenan Sofuoglu esta temporada se extiende en el resto de campeonatos a partir de ahora. Por lo pronto y salvo que cambien de opinión, ellos dos serán los únicos que lleven este número en 2017, ya que en el Mundial de Velocidad nadie lo portará el próximo año. 

maldicion-1-rea-sofuoglu_02

Deja un comentario

Volver a la home