«En muchas ocasiones este año hemos tenido que dejar ir al piloto de delante; y eso ha sido difícil»

Jonathan Rea ya es oficialmente bicampeón del mundo de Superbike. El piloto de Kawasaki ha certificado la renovación de su título tras un seguro segundo puesto en la primera manga de Qatar. Minutos después de terminar la penúltima carrera del año el piloto norirlandés ha tenido la oportunidad de explicar sus sensaciones largo y tendido ante los micrófonos de WorldSBK.com



Jonathan Rea atendía por enésima vez a los micrófonos de la organización del campeonato para una entrevista post-carrera, pero esta vez como bicampeón del mundo: «Hemos dado el 100% en carrera. He disfrutado pilotando. Desafortunadamente, hacia el final de carrera he tenido algunos problemas de tracción. Aparte de eso, tenemos 26 carreras en la temporada, hemos ganado el campeonato con una de antelación, y ha sido por el gran trabajo que hemos realizado durante el año; hemos sido bastante consistentes. Ganar un campeonato de manera consecutiva es realmente difícil siendo honestos».

Rea ha querido hacer distinción entre el logro de lograr su primer campeonato, y repetirlo de nuevo tras lidiar con un 2016 especialmente complicado: «Cuando llegué a la familia Kawasaki tenía mucha ambición por ganar. Pero este año, también con el nacimiento de mi segundo hijo, ha sido todo un reto para mí. La moto era muy nueva; completamente diferente a la del año pasado que nos trajo tanto éxito, así que nos llevaría tiempo. Por eso quiero dar las gracias a Kawasaki, por creer en mí, creer en el proyecto y seguir trabajando en él. Cada fin de semana han venido con algo nuevo para probar».

Con su segundo título, Jonathan hace que el campeonato repita ganador por primera vez desde 1999: «Ganar de manera consecutiva es increíble. El último que lo hizo es uno de mis ídolos, Carl Fogarty hace 17 años. Mucha gente decía que la última parte del campeonato de Chaz Davies fue muy buena, un ritmo increíble, fue el piloto más fuerte en la segunda parte de la temporada. Así que en el inicio del campeonato para ser honestos me sentía un poco como el underdog [NdelR.: palabra inglesa que define a alguien que está destinado a perder] aún siendo el campeón. Pero volvimos fuerte, hemos hecho gran parte del trabajo en la primera mitad del año, y ha sido increíble». 

Preguntado por si la constancia ha sido clave en la consecución de este nuevo título: «Por supuesto. En Laguna Seca teníamos 71 puntos, y dos fallos mecánicos me privaron de sumar puntos en dos carreras más tarde, lo que hizo que de nuevo hubiese pelea por el título. Así que he tenido que ser muy inteligente para lidiar con la situación. En un campeonato como este, en el que he tenido a mi compañero de equipo y a Chaz tan fuertes, todos tienes sus días malos y días buenos. Con esta moto para mí era importante luchar por ganar siempre, pero cuando no podíamos tenía que conseguir el mejor resultado posible».

rea-box-motorbike-magazineY sigue haciendo énfasis en que este año poco ha tenido que ver con el pasado: «Creo que esa ha sido la diferencia de este campeonato respecto al año pasado. Hemos tenido que aceptar muchas veces la situación y dejar que la distancia con el piloto de cabeza aumentase, algo que no ha sido fácil. Esa ha sido la historia este año. La consistencia ha sido clave, y estoy contento por ello honestamente. Porque al principio de mi carrera era distinto, casi me gano el adjetivo de crasher [NdelR.: piloto que cae mucho], y ahora he sido capaz de ser regular con el equipo KRT. Aquí me encuentro como en casa, y ahora que tengo dos títulos esto me motiva más para volver el año que viene, seguir mejorando la moto e intentar hacerlo de nuevo». 

Y de cara a 2017: «Para el año que viene tendremos la nueva ZX-10RR, una nueva moto homologada que nos proporcionará más potencia. [Risas] Sí, necesitamos más potencia, especialmente en circuitos como este con la recta tan larga. Aquí en Qatar era imposible seguir a la Ducati y meterme en su rebufo para pasarle. Tenemos que mejorar puntos como ese, la velocidad punta. Simplemente tenemos que seguir trabajando. Si supierais lo que hemos cambiado la moto en estas últimas carreras no nos creeríais: hacia delante, hacia atrás, arriba, abajo... estamos aprendiendo. El año pasado por ejemplo trabajábamos en medio click de precarga, márgenes más reducidos, y la moto funcionaba en todos lados. La pretemporada va a ser movida, Kawasaki va a tener que estar ocupada, porque tenemos mucho que mejorar. Davies ha terminado el año muy fuerte y tenemos que volver en febrero en Phillip Island preparados de nuevo. Sinceramente estoy muy motivado. Voy a tomarme un tiempo de relax para asimilar este éxito, y volveremos a la carga».

Deja un comentario

Volver a la home