Rea gana en Magny-Cours y Bautista vuelve a sufrir un desafortunado abandono

Jonathan Rea se ha proclamado por quinta vez Campeón del Mundo de Superbike después de ganar la segunda carrera en Magny-Cours, en la que Bautista ha tenido que abandonar después de un desafortunado incidente con Razgatlioglu.


Jonathan Rea ya es el mejor piloto de la historia del Mundial de Superbike. Así lo dice desde este domingo su palmarés, al que acaba de sumar en Magny-Cours su quinto título mundial. Es el primer piloto de todos los tiempos que lo logra en este certamen, superando así las cuatro coronas de Carl Fogarty.

Rea llegaba a Francia con su primera opción matemática para llevarse el título y, aunque dicha opción parecía algo remota antes del fin de semana, finalmente lo ha conseguido. Una caída de Álvaro Bautista al no poder esquivar a Toprak Razgatliouglu, que se cayó delante de él, precipitó los acontecimientos.

La segunda manga de Magny-Cours empezó con mucha alternativa. Razgatlioglu, que estaba siendo hasta ese momento el hombre del fin de semana tras su triunfo en la primera carrera y en la Superpole Race, ambas tras dos soberbias remontadas desde la 16ª posición, se postulaba como el favorito también al triunfo en esta última carrera del fin de semana. Pero las esperanzas de triplete por parte del turco se esfumaron cuando adelantó a Bautista para situarse tercero, ya que justo al llevar a cabo ese movimiento se fue al suelo y el talaverano, que llegaba tras él, no pudo hacer nada para evitar la caída.

El incidente limpió mucho el panorama en la cabeza de carrera y Jonathan Rea pudo gestionarla a su antojo. Tuvo que batallar antes con las dos Yamaha de VD Mark y Lowes, pero cuando se deshizo de ellos pudo abrir un hueco definitivo para llevarse la victoria y, por ende, el título cuando todavía faltan las rondas de Argentina y Qatar para que acabe la temporada.

Por quinta temporada consecutiva, Rea acaba como el número 1 indiscutible del Mundial de Superbike, aunque este ha sido su título más complicado después de hacer frente al inicio arrollador de Álvaro Bautista, que ganó las 11 primeras carreras de la temporada. Gracias a su regularidad, a sus 12 triunfos y a los siete abandonos de Bautista, Jonathan Rea y Kawasaki vuelven a estar de celebración.