Zarco estudia el estilo de Lorenzo con la Ducati

Como ya sucediera en su época de Yamaha, Johann Zarco pone el foco en el pilotaje de Jorge Lorenzo con la Ducati para intentar sacar el máximo rendimiento a la montura de Borgo Panigale.


La relación entre Jorge Lorenzo y Johann Zarco no es, precisamente, una de las más ejemplares entre pilotos de MotoGP. De hecho, hace unos meses el francés cargó contra Lorenzo y su gestión económica: «El dinero me importa mucho menos que a él. Yo he tenido que pedir un crédito para tener mi casa. Él vive en un país donde no paga impuestos, o paga pocos impuestos. Yo vivo en Francia, pago mis impuestos y una hipoteca. Tenía muchas razones para seguir por dinero, pero no lo hice», llegó a decir.

Y la respuesta del mallorquín no se hizo esperar: «No me gusta meterme con la gestión económica de nadie. Cada uno hace lo que puede con lo que tiene. Pero ya que desgraciadamente se ha metido donde no le llaman... (y me has preguntado por ello), creo que debería preguntarse seriamente cómo después de más de 10 años en el Mundial, siendo doble Campeón del Mundo y firmar con KTM, aún sigue pagando la hipoteca de su casa...».

Pero más allá de eso, lo cierto es que desde que llegó a MotoGP, Zarco ha tenido siempre a Lorenzo como un espejo en el que mirarse. El bicampeón de Moto2 desembarcó en la categoría reina en 2017 con el equipo Tech3, con el que logró un total de seis podios en dos temporadas en las que acabó sexto en el campeonato. Fue uno de los grandes animadores de MotoGP en sendos años, acabando incluso en varias carreras por delante de las dos Yamaha oficiales y haciendo gala de un pilotaje muy efectivo con la M1.

En más de una ocasión, Zarco no dudó en decir que trataba de replicar el estilo de pilotaje que Lorenzo tenía sobre la Yamaha, con la que el balear ganó sus tres títulos mundiales en MotoGP: «Me fijo mucho en Lorenzo y en su estilo, es rápido. Con Yamaha a menudo estuvo a un alto nivel y yo estoy tratando de entender su método», comentó en la pretemporada de 2018. Este argumento concordaba bastante con el de Piero Taramasso, máximo responsable de Michelin, que en una entrevista con Motorbike Magazine hecha en 2017, comparó el estilo de Zarco con el de Lorenzo: «Zarco tiene un pilotaje muy suave, como el de Lorenzo. Frena poco, tiene un paso por curva muy rápido. Pienso que la moto también tiene un buen equilibrio. Zarco es muy bueno a la hora de abrir gas, lo hace despacio y el neumático es más fácil que aguante. Tiene un pilotaje del estilo Moto2, y además se entrena mucho con neumático usado y esto le ayuda a controlar mejor el rendimiento».

En 2019, Zarco fracasó estrepitosamente con la KTM, una moto dispar respecto a la Yamaha con la que el francés no fue rápido en ningún momento. Su vinculación con la marca austriaca fue prácticamente un visto y no visto, y acabó rompiendo su contrato de dos años antes de acabar incluso la primera temporada. KTM decidió prescindir de él para las últimas seis carreras de 2019, pero Zarco acabó regresando a MotoGP en el tramo final del año para reemplazar al lesionado Takaaki Nakagami en las filas del LCR Honda.

¿Y quién fue el piloto al que tomó como referencia? De nuevo a Lorenzo, aunque en esta vez por causas muy diferentes a su pilotaje. Zarco buscaba acabar en esas últimas carreras por delante de la Honda oficial del mallorquín para tratar de ganarse ese asiento, mientras que el #99 ya tenía sus planes más enfocados hacia la retirada. «Es una moto competitiva. Normalmente, si la piloto bien, debería estar en el 'top 10'; es el mínimo de una moto así, con lo que tengo que ser inteligente para llegar a ese nivel», dijo en alusión al mejor resultado de Lorenzo con la Honda, que fue un 11º puesto en Le Mans. El galo sólo acabó una carrera con la Honda, 13º en Phillip Island, pero lo hizo 40 segundos por delante de Lorenzo.

Y ahora, a estudiar la andadura de Lorenzo en Ducati


Quedó un asiento libre en el Repsol Honda, pero acabó siendo para Álex Márquez y Zarco acabó, prácticamente de rebote y con la ayuda de Dorna y el apoyo de Ducati, en las filas del Reale Avintia.

El francés contará esta temporada (si hay carreras) con una Ducati Desmosedici GP19, el prototipo del año pasado, con el que hizo un buen papel en la pretemporada. Con el marcado de fichajes abierto y lleno de incertidumbre en pleno parón de actividad, un buen año podría abrirle las puertas del equipo oficial (máxime cuando Viñales y Quartararo, las primeras opciones de Ducati para posibles fichajes, renovaron con Yamaha) o garantizarle material de primera fila.

Y de nuevo, el piloto francés vuelve a utilizar a Lorenzo como inspiración para su etapa en Ducati, tanto por el estilo de pilotaje como por la evolución que el español tuvo dentro de la firma de Borgo Panigale. A inicios de año, en una entrevista con el medio italiano MotoSprint, Zarco comentó que «el ejemplo de Lorenzo es muy positivo para mí, porque tiene un estilo muy particular. Es un estilo único, tan limpio y preciso que si no tiene la sensación correcta no puede ser rápido. Siempre sin medias tintas, lento o ganando con Ducati, lo que me hace pensar que los ingenieros de Ducati lograron adaptarse a él. Cuando ganó, vimos a un Lorenzo puro».

Una opinión que reforzó recientemente en una entrevista con MotoGP.com: «Ahora que estoy en Ducati, es interesante estudiar la evolución de Lorenzo. Quizás fue el que más sufrió con la Ducati, pero al final fue muy fuerte. Eso no quiere decir que quiera seguir sus mismos pasos, pero es interesante ver y entender qué podría cambiar o qué puedo aprender de Lorenzo para mantener la idea de que todo es posible y de que no debo entrar en pánico si los resultados no vienen de inmediato». Una vez más, Zarco se fija en Lorenzo.

Deja un comentario

Volver a la home