Zarco se pone como meta acabar en el top 10

Johann Zarco ha sido el gran protagonista del jueves en el GP de Australia 2019. El piloto francés ha comparecido por primera vez con los colores que lucirá en las tres últimas carreras, los del LCR Honda.


Pese a que el título de MotoGP ya está decidido desde hace tres semanas, la recta final del campeonato no está exenta de alicientes para estas tres últimas carreras. Uno de ellos es el regreso de Johann Zarco a la parrilla de MotoGP como sustituto de Takaaki Nakagami, quien ha tenido que ser operado de una delicada lesión en el hombro derecho.

El piloto francés, que primero rescindió su contrato con KTM para 2020 y después vio cómo la marca austriaca le bajaba de la moto después del GP de San Marino, tendrá la oportunidad de competir a los mandos de una Honda RC213V en Australia, Malasia y Valencia antes de volver al 'paro' a buscar alternativas de cara al año que viene. Cabe recordar que tenía todo hecho para ser probador de Yamaha el próximo año, pero que este movimiento con el LCR Honda le ha cerrado esa puerta.

Así pues, Zarco buscará hacerlo lo mejor posible en las tres últimas carreras de la temporada en el puesto de Nakagami. Llevará una Honda de 2018, a la que tendrá que adaptarse en tiempo récord para sacar los mejores resultados en este breve lapso de tiempo. Sin embargo, el francés tiene claro cuál es su objetivo: acabar entre los diez primeros; o, lo que es lo mismo, lograr un resultado que superaría lo que ha hecho Lorenzo hasta ahora, ya que el balear cuenta con un 11º puesto en Le Mans como mejor carrera en lo que va de año.

«Es una moto competitiva. Normalmente, si la piloto bien, debería estar en el 'top 10'; es el mínimo de una moto así, con lo que tengo que ser inteligente para llegar a ese nivel», comenta el francés en declaraciones que recoge el diario Marca.

Sobre su futuro, asegura que no se hace ilusiones con la idea de que HRC pudiese tenerle en cuenta para 2020 en el puesto de Lorenzo si los resultados son buenos y pone el foco, a día de hoy, en la posibilidad de regresar a Moto2 como piloto permanente. Allí ya fue campeón en 2015 y 2016.

Zarco, que ya luce sus nuevos colores, ha sido el gran protagonista del día y ha estado presente en la rueda de prensa oficial del GP de Australia, en la que también ha hecho un balance sobre su decisión de disputar estas tres carreras y lo que espera de ellas: «Es difícil fijarse un objetivo. La verdad es que empecé en MotoGP con muy buenas sensaciones en los dos primeros años, pero este año ha sido bastante complicado. Parecía que ya se había finalizado la historia de MotoGP, pero Cecchinello me ofreció esta posibilidad de sustituir a Nakagami en estas tres carreras, que a lo mejor serán las tres últimas para mí en MotoGP. Asumí un gran riesgo rescindiendo mi contrato con KTM para 2020, y vi que era una buena oportunidad. Me he dado cuenta de que competir es lo que quiero hacer; tengo un futuro muy corto, pero puedo vivirlo con mucha intensidad y eso me gusta».

Márquez: «Zarco intentará demostrar que merece una MotoGP»


A quien le han preguntado por este fichaje del equipo satélite de Honda ha sido al gran estandarte de la firma del ala dorada, Marc Márquez, quien cree que Zarco llegará muy motivado a estas tres carreras con el objetivo de dejar su sello: «La verdad es que es bastante difícil decir. Ni siquiera él puede predecir qué le deparará este fin de semana, pero por supuesto Johann ha sido Campeón del Mundo dos veces en Moto2, tiene mucho talento y ahora está en una situación difícil de su carrera. Intentará dar el 100%. En tres carreras es difícil demostrar tu potencial y lo que puedes hacer, pero si tienes el talento lo puedes conseguir. Seguro que tratará de ir rápido desde el principio y de demostrar a todos los equipos de MotoGP que se merece una moto, lo que supongo que será su primera intención».

Deja un comentario

Volver a la home