La ausencia de Rabat en Japón le otorga matemáticamente el título

Johann Zarco es el nuevo campeón del mundo de Moto2. El título se ha certificado hoy en Japón, aunque no de la manera que le hubiera gustado al francés, que no ha necesitado esperar a la carrera para lograr la corona de la categoría intermedia. El galo llegaba a Motegi con 78 puntos de ventaja sobre Tito Rabat, el único piloto que podía aplazar un alirón que sólo parecía cuestión de tiempo.

Pero la lesión de Tito entrenando encendía todas las alarmas, ya que la participación del barcelonés no estaba asegurada. Rabat pasaba la primera barrera tras recibir el permiso por parte de los médicos para subirse a la moto, pero no se encontraba en las condiciones óptimas para seguir adelante. El piloto del Team Estrella Galicia 0,0 Marc VDS realizaba un total de ocho giros, con tiempos muy lejanos a los de los pilotos de cabeza, y decidía abandonar el Gran Premio tras consultarlo con el equipo por falta de fuerza en su brazo izquierdo.

Johann-Zarco_Sol-NacienteJohann Zarco: el Sol Naciente

Así las cosas, Johann Zarco ya puede celebrar un título más que merecido. Después de 14 carreras disputadas, el galo suma 12 podios -logrados de forma consecutiva entre Austin y Misano- y seis victorias que le han catapultado a la cima en un año de ensueño para él y el equipo Ajo Motorsport, estructura que debuta por la puerta grande en Moto2. Habían pasado 15 años desde el último título francés en la categoría intermedia, el logrado por Olivier Jacque en 250cc en 2000. El último campeón de su país fue Mike Di Meglio, que se llevó el campeonato en 125cc en 2008.