«La intención es subir a MotoGP si me siento competitivo en Moto2, y me estoy sintiendo bien»

Joan Mir no esconde que la posibilidad de subir a MotoGP en 2019 le resulta bastante interesante siempre y cuando sea competitivo en Moto2; mientras su mánager, Paco Sánchez, tampoco esconde que tiene varias opciones encima de la mesa de equipos oficiales para dar el salto el próximo año.


Tan sólo han pasado cinco carreras de su primera temporada en Moto2, pero el nombre de Joan Mir cada vez suena con más fuerza para recalar en la parrilla de MotoGP el próximo año. Han preguntado por él todas las fábricas de la categoría reina, sin excepción, y la proyección que está demostrando en la categoría intermedia no hace más que disparar las especulaciones. En Le Mans obtuvo su primer podio en Moto2 y, cómo no, se le preguntó por su futuro y por todos esos cantos de sirena sobre un desembarco en MotoGP 2019 que cada vez parece más posible.

«Él sabe más que yo», dice el mallorquín apuntando hacia Paco Sánchez -su mánager- y ‘despejando balones’ cuando se le formulan preguntas sobre el futuro. Sin embargo, no esconde su intención de subir a MotoGP: «Sí, siempre que me sienta competitivo en Moto2. Y me estoy sintiendo bien…», comentó. A la pregunta de si aprovecharía la oportunidad de dar ya el salto en 2019 si surgiera esa posibilidad, respondió con un «sí» bastante rotundo.

Y sobre cuál sería el camino preferido entre las fábricas que pujan por él -su mánager Paco Sánchez desveló que Honda, Ducati y Suzuki están interesadas-, Mir se mantiene al margen: «No lo sé. Tendría que verlo… ¡Que no me mojo!», expresó entre risas.

Primer podio en Moto2


A la quinta llegó la vencida. Joan Mir ya está en el podio de Moto2 después de haber completado un fin de semana bastante sólido en Le Mans. Salía desde la cuarta posición y había realizado un warm up brillante, pero una mala arrancada y una lucha encarnizada con Baldassarri en las primeras vueltas le hicieron perder un tiempo precioso en ese tramo inicial. Cuando llegó a posiciones de podio, ya era demasiado tarde para pensar en dar caza a Pecco Bagnaia y Álex Márquez: «Después de lo bien que había ido el warm up, esperaba que al principio de carrera me hubiera ido con ellos, si no hubiésemos hecho la salida que hemos hecho y no hubiésemos perdido tanto tiempo con los pilotos en las primeras vueltas. Sé que al final de carrera estábamos haciendo los mismos tiempos, algunas veces incluso mejor y hubiéramos estado ahí. Me hubiera gustado luchar con ellos; igual hubiera acabado todo igual, quién sabe…».

Después del test que hicieron en Mugello la pasada semana, el balear llegará a la próxima cita con una buena base, algo que le va muy bien a un rookie en la categoría como es él: «A mí, sin tanta experiencia, me ayudan mucho estas cosas, ya que en un test pruebas un montón de cosas y también descartas, y esto es algo que ayuda mucho, más a un debutante, porque es una forma de dar más vueltas. Creo que en Mugello se notará».

Mir reconoce que este primer podio en Moto2 llega «después de lo esperado, porque en Austin… me hubiera gustado. Pero llega cuando tiene que llegar y lo más importante ahora es seguir así para seguir luchando igual en todas las carreras que quedan». Reconoce que ya se ve para ganar, y que en Francia quizá podría haberlo hecho: «Si no hubiera pasado lo que pasó al principio de la carrera; no sé si ganar, pero creo que al final de la carrera hubiera luchado».

Por último, confía que en las próximas carreras sí pueda llegar esa posibilidad de ganar: «Espero que sí, la progresión está. Cada vez cuesta más progresar, pero lo estamos haciendo muy bien».